7 de abril de 2009

Jueves Santo: Comienza la hazaña de Julián


Con una performance-instalación que consiste en viajar en monopatín de una ciudad a otra (Caracas- Valencia) durante Semana Santa, Julián (mi hijo) e Ignacio (su amigo), se aventuran en un proyecto de re-exploración del paisaje.

Una experiencia al estilo de Alexander Humboldt y Aimé Bonpland por territorios venezolanos. Van cargados de cámaras fotográficas, ideas, blocks de dibujo y dos monopatines, además del deseo de hacer su sueño-hazaña realidad. "León" y "Águila de dos cabezas", en referencia a los animales simbolizados en los escudos de ambas ciudades, se someterán a esta insólita experiencia de explorar y registrar todo el proceso del recorrido como propuesta artística. Sueñan con compartir los hallazgos con el público Carabobeño en una instalación a realizarse en una galería de Valencia.

Hay una flor de Bach llamada Clematis o Clemátide Salvaje que ayuda a aterrizar las ilusiones, a darle ingeniería (soporte) a la arquitectura de los sueños, a tener más practicidad. Espero que Julián e Ignacio se beneficien de este remedio floral y logren su cometido.

Mientras tanto yo seguiré con Red Chestnut para ocuparme no preocuparme y seguir el recorrido de mi hijo a través de mi computadora y teléfono celular: Gracias Dios mío por la tecnología!! esa que no tuvo Humboldt ni Bonpland.

4 comentarios:

  1. Son las 6.20 A.M. Acabo de dejarlos en Plaza Venezuela para que empiecen su recorrido hacia Valencia. Partieron con el corazón grandote, yo quedé con el corazón chiquito pero calmado (gracias a Red Chestnut). Hubo fotografías de arranque de la hazaña, abrazos, bendiciones y mi tranquilidad de que Julián lleva consigo una botellita de Rescue Remedy, un frasquito de Arnica y una medallita de La Milagrosa

    ResponderEliminar
  2. Amiga, que palizón, el de tu hijo y el tuyo al publicar el blog, sin embargo a ambos les auguro el mayor de los éxitos! no hay otra forma de verlo, el esfuerzo contínuo, ligado al optimismo tendrán su recompensa...
    Un beso, Mercedes

    ResponderEliminar
  3. Ya llegaron a la Victoria. Descansarán durante la noche y mañana Viernes Santo a las 7 A.M saldrán rumbo a Valencia. Julián me contó vía mensajes de texto que las ruedas del monopatín se expanden con el calor y que habrá algunos cambios con respecto al uso del vehículo.

    ResponderEliminar
  4. Julián llegó sano, salvo y sin monopatín (quedó como pieza para la exposición). Comenta jocosamente que el viaje no fue en monopatín sino con monopatín pues las ruedas se expandieron del calor y perdieron su función original. Aprendió mucho de la gente y del entorno: generosidad, manifestaciones de afecto y de asombro, magnanimidad del paisaje. Dice que repetirá la experiencia. Seguiremos tomando las flores!!!

    ResponderEliminar