26 de julio de 2009

Con mi traje de pingüino


Hoy mientras las estudiantes del tercer nivel estaban presentando su examen hice algo que me encanta...leer la prensa dominical. Fui en mi orden preferido: primero las revistas, luego los diferentes cuerpos del periódico y culminé con la basurita (los montones de insertos publicitarios). Ese orden ceremonial se aplica también con la lectura de los cuerpos informativos: comienzo con el cultural, paso al de los viajes, luego al deportivo para caer finalmente, anestesiada de tranquilidad, a las secciones correspondientes a la actualidad político-económico-social de mi país. Ese rito solemne me ayuda a ponerme el traje de pingüino y mantener la temperatura de mi cuerpo (homeotermia) en las extremadamente variadas condiciones que suceden a mi alrededor, buscando de esa manera no quedar atribulada con las lecturas sobre las nuevas leyes, el futuro de la radiofonía, el panorama mediato e inmediato (ay mamá!!); y me ayuda a no caer en parálisis por análisis.

Me sirvo también de mi traje de pingüino ante situaciones inesperadas, como por ejemplo anoche cuando salí del concierto de Dudamel y esperé no se cuanto tiempo en el sub sótano colapsado del Teresa Carreño entre las emanaciones de carros buscando el ambito vial. Lo usé para no desbordarme con la espera y tolerar pacientemente la subida por la rampa. Lo tenía puesto también durante el concierto mientras las personas a mi alrededor hacían comentarios variopintos tanto sobre el joven conductor de la Sinfónica Juvenil como sobre los ataques de tos de varios asistentes (incluyéndome a mí!!). Adicionalmente puedo ataviarme pinguinisticamente cuando las señoras en la peluquería, salas de espera o supermercado comienzan a hablar sobre las últimas víctimas del hampa o los secuestros en Caracas; el famoso trajecito me ayuda a escuchar sin impregnarme con esos sucesos, pues es de superficie resbaladiza más no impermeable, de esa manera puedo seguir con mi cotidianidad. Igualmente lo uso cuando voy a reuniones y la gente comienza a hablar sobre temas que desconozco, ignoro, o simplemente no me gustan. Cuando hay una actitud violenta o abusiva de otro, el atavío me ayuda a quedarme tranquila para que el comentario me resbale por la pendiente inclinada de la indiferencia. Es muy fructífera su utilización cuando viene Ana, mi mano derecha en eso de las labores del hogar. Ella cambia todo de lugar bajo un protocolo de lógica, que luego de cinco años, no he podido descifrar. Me sirve para torear a mi hijo quien se convierte en Hulk cuando no encuentra sus cosas en esos lugares que él solo sabe y que Ana solo encuentra.

Tengo varios disfraces aviares de acuerdo a las situaciones y necesidades, los cuales empleo de acuerdo a la criticidad de la circunstancia. Entiendo perfectamente que no todas las personas lo utilicen y prefieran usar el vestuario que mejor les acomode, para mi esa es la representación perfecta de la pluralidad.

Flores para los diversos usos del traje de pingüino?

Agrimony si el traje es utilizado para evitar conflictos y evadir situaciones, permitirá manejar las circunstancias con tranquilidad y sin tensión.
Walnut para que la influencia de los medios (prensa, TV, radio, vecinos, amigos, conserje) no lo afecte y quede prendado todo el día de esa energía, para que le "ruede" la información si no va a hacer algo con ella.
Impatiens si la situación hace que se sienta impaciente y se alarguen los minutos infinitamente, para manejar episodios de irritabilidad así como el concepto del ritmo de las demás personas.
Aspen es el traje perfecto cuando las noticias (de prensa o de boca en boca) hablan de un futuro no muy promisorio que lleva a premoniciones y temores indescriptibles, ayuda a concretar aquello a lo cual tememos sin ansiedad.

Ahora que lo pienso, hubiese podido utilizar el traje de pingüino cuando Aura con su entusiasmo utilizó su sortilegio verbal para convencerme a que le oliera el cabello a Dudamel desde la sección más cercana al escenario. Me pregunto para mi día a día ¿Qué será más emocionalmente inteligente: el traje de pájaro bobo o la capa de Superman?