15 de julio de 2009

¿Mujer lobo o efecto de luna llena?


El hombre lobo es una criatura legendaria de la cual se ha hablado y narrado en muchas culturas del mundo. Es un mito tan universal como el de los vampiros tipo Drácula y ahora más modernamente Twilight (Crepúsculo). Dicho personaje se transformaba por propia intención, o involuntariamente por una maldición, o por efectos de la luna. Nadie sabe con exactitud cuando apareció esta “celebridad” en la alfombra roja de la humanidad; sin embargo, muchos humanos a través del curso de la historia, han tenido encuentros cercanos del primer tipo, han conocido a... la mujer lobo.

Esta fémina puede ser dulce, tierna, cariñosa, afable y encantadora en ciertas condiciones. Puede venir empacada como hermana, tía, sobrina, nieta, novia o esposa, compañera de trabajo, de estudios o hasta abuela. Sin embargo, durante cierto período no específico, se transforma en un ser irreconocible, debatiéndose entre ser engendro de pantera o demonio de Tasmania, gracias a diferentes factores como: la tensión premenstrual (TPM), ovulación, climaterio, perimenopausia, menopausia, depresión postparto o sencillamente por ganas de contrariar la paciencia ajena. Estas damas, jóvenes y no tan jóvenes, sufren enormemente a la hora de su metamorfosis. Lo que es peor, al transformarse pierden completamente la conciencia humana que las caracteriza convencionalmente y se vuelven peligrosas incluso para sus seres queridos.

Las doncellas en cuestión se desatan, metafóricamente hablando, y desarrollan superpoderes tales como: comer vidrio, escupir fuego, quemar el piso mientras caminan, lanzar objetos contundentes o improperios. Pueden llorar sin razón aparente, tener arrebatos de gritos, tristezas sin fundamento, o padecer de cualquier cosa que las haga parecer totalmente irracionales. Eso confunde a todos quienes las rodean, incluyendo a las de su misma especie. Tales conductas pueden mortificar de sobre manera a sus compañeros de vida. Ellos probablemente piensan que fueron descubiertos por alguna oculta fechoría menor o mayor; en otros casos, ellos pueden sospechar que el objeto de su afecto (ellas) se están volviendo dementes; o simplemente, que la mujer fue poseída por el mitológico Plutón, el señor y dueño del sub sótano Terráqueo. Si ellos tratan de abrazarlas para consolarlas, ellas se molestan; si las ignoran, se molestan; si les hablan, se molestan, si no las “determinan” se molestan; si las critican, se molestan, si hastiados las abandonan, se molestan. No hay paz ni cordura posible con ellas.

Los mitos urbanos rezan que si en una casa hay varias féminas y una de ellas ha sido tocada por esa luna, todas sus congéneres habitacionales se comportarán igualmente… si no que le pregunten a mi hijo!!

Yo me pregunto: si la cosa con ese astro fuese tan potente ¿ustedes se imaginan la cantidad de locas furibundas que habrían en la calle en fase completa o llena? Habría que encerrarse con llave en la casa como Will Smith en la película Soy Leyenda.

Flores para la Mujer Lobo afectada por la luna llena?

Cherry Plum si se descontrola en llanto, en verbo, en acción; para ayudarla a dominar la exaltación y el enfado que la transforma en un volcán en erupción.

Willow si se siente víctima de esos días, de Papa Dios porque la hizo mujer, de la humanidad; para que se reconcilie con la vida y con el placer de vivir asumiendo el destino maravilloso de ser mujer.

Chicory si quiere que la quieran como ella quiere durante esos días; para que se ponga en los zapatos de quienes la rodean, amando sin condiciones.

Mustard si la invade la tristeza repentinamente, solloza intensamente y al ratico se calma como que si nada pasó, hasta hace chistes; para que pueda recuperar su equilibrio y tranquilidad normal aun en días grises.

Definitivamente deberíamos venir con manual de instrucciones y una tutoría computarizada …..Pobres hombres de nuestras vidas, por eso es que dicen que hay que amarnos sin tratar de comprendernos. Como habrán hecho Rómulo y Remo?