13 de agosto de 2009

Hada Madrina

Si algo he tenido en mi vida es imaginación. Soñaba de pequeña con varitas mágicas, hadas, lámparas de Aladino, capas mágicas, poderes sobrenaturales, invisibilidad, cualquier cosas que cambiara mis circunstancias. Con los años me dí cuenta que mi imaginación se vería premiada con la materialización de mis sueños. Ruth es mi hada madrina y la de mis hijos. Mi Lady Santa Claus particular con kipá, esa que trae felicidad, calidez y risas en cada encuentro. Mi amiga a lo largo de casi cuarenta años.

Se que esta entrada es muy diferente a las anteriores pero no podía dejar pasar la oportunidad de agradecer... por que nunca es tarde cuando la dicha es buena. Así que los invito a soñar, quién sabe de repente Merlín anda cerca de ustedes.

Flores para aterrizar los sueños?

Clematis para darle estructura a la fantasía, apoyar esa arquitectura mental con ingeniería práctica y bases sólidas.

White Chestnut
para dejar los discursos y monólogos mentales y trabajar nuestros pensamientos productivamente.

¿Qué será de la vida de David Copperfield, de Mandrake, de Flora, Fauna y Primavera?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario