13 de agosto de 2009

Junta de condominio

Como por ahora estoy infiltrada cualquier actividad me sirve para aprender algo nuevo o al menos para ver cómo la gente de estos lados responde a ciertos estímulos. Mi hija debía asistir a una reunión de condominio; pensé que sería magnífico aprender cómo se comportan los canadienses en una asamblea de ese tipo. Justamente una de mis más recientes participaciones ciudadanas fue en la junta de condominio de mi edificio en Venezuela; fui primero vocal (nunca pude saber cuál de las cinco, aunque supongo que la O) y luego, en una segunda elección, fui secretaria.

Convocaron a las 6.30 PM, llegamos a las 6.15. Nos recibieron e invitaron a pasar, ya había varios vecinos sentados. A la hora convenida comenzó la reunión con quórum y agenda (la cual tenían en mano todos los copropietarios). Inmediatamente rebobiné y me transporté en el túnel del tiempo y espacio a Caracas, específicamente a mi edificio. Convocábamos a las 6.30, cuando eran 8.00 PM solo habían 3 gatos o personas; al no lograr el quórum comenzábamos a "sabanear" o "animar" a los vecinos puerta a puerta a que se unieran a la reunión. Se escondían, apagaban las luces, hacían silencio sepulcral para pasar por desapercibidos. Los vecinos que acudían lo hacían por que probablemente estaban muy aburridos en casa, o se sentían solitos (querían hablar con alguien) o realmente eran señores muy responsables. Ah!!, eso sí, había también que llevar la silla a riesgo de pasar esas cuatro horitas de la reunión sentado en el suelo y terminar con las piernas y posaderas dormidas. Otra vez de vuelta a Calgary: cada punto de la reunión se "hurgó" y discutió quietamente, con tonos de voz calmados, en el perfecto orden de palabra y con tiempo medido para tal fin. En mi edificio: ¿llevar agenda, para qué? Como va viniendo vamos diciendo!! ¿Orden de palabra? nada que ver, el que grite más fuerte ese es el que tiene la oportunidad de expresarse. Y si hay un tema en el tapete político o una anécdota personal aplicable al momento, la reunión puede extenderse hasta la semana que viene. Nunca faltaba algún inspirado que podía contar sobre Dudamel, Plácido Domingo o Ricky Martín….. jamás faltó el super tópico .....el presidente o su gabinete!!!

Aquí la gente se postulaba entusiastamente para los cargos de junta directiva y hablaban de lo que podían ofrecer con su experiencia, ligaban ansiosamente ser elegidos (parecía una escena del Miss Venezuela, con las manitas agarradas). ¿En mi edificio? las juntas duraban por varios periodos "gobernando" por que nadie quería los cargos, o les sacaban el cuerpo. Nadie quería reemplazar a otra persona, especialmente si el reemplazado era de dudoso desempeño (por que se sabe el trabajón que le va a caer encima). Si una persona tenía siglos en la junta, buscaba a un vecino nuevo con características de Bambi (inocente!!) y lo convencía diciéndole que lo iba a apoyar durante toda la gestión (ujum!!). Aquende una señora en su discurso auto promocional decía que ella pasaba la mayor parte del tiempo en su apartamento y podía apoyar cualquier situación que fuese necesaria. Eso jamás lo diría un venezolano por el riesgo implícito: algún compatriota habitacional se puede molestar por cualquier trance en sus alrededores, desde música a altas horas de la madrugada hasta el arrastrado de las pantuflas de la señora del piso de arriba, o el arreglo de los muebles por un insomne a horas inexplicables. Esto no tendría repercusión alguna si los vecinos se dirigieran a poner su queja en los momentos adecuados (aquí mandan emails para informar la situación!!!). En mi edificio, tumbaban la puerta de los miembros de la Junta para que resolvieran el problema en ese momento en que ocurrían los hechos (resultado final: todo el mundo ojeroso y cansado al día siguiente). Conclusión: le faltó fogosidad a la reunión infiltrada, muy predecible y apacible.

Flores para los miembros Junta de Condominio?

Olive para el cansancio mental y físico producido por el trabajar en favor de la comunidad, ayudará a los miembros de la junta a recuperar energías.

Oak para los adictos al trabajo por la responsabilidad personal que sienten, les ayudará a tomar en cuenta sus necesidades personales.

Centaury para esas personas serviciales que siempre están haciendo favores y complaciendo peticiones, para que aprendan a poner límites y no se conviertan en esclavos del vecindario.

Seguro que no todos los edificios son como el mío, deben haber ejemplos de buenas prácticas. No obstante no puedo dejar de pensar que las organizaciones son un reflejo de quienes las conforman. Me pregunto ¿Por qué será que los problemas del condominio ocurren justamente en la noche cuando lo que queremos es descansar?

4 comentarios:

  1. excelente articulo, nada mas parecido a la realidad venezolana x algo tenemos el pais que merecemos. Q triste pero es verdad

    ResponderEliminar
  2. La invitamos a nuestro XXV TALLER DE GERENCIA DE CONDOMINIOS EL 02/04 en Caracas. De 8:30 am a 5:00 pm en Prados del Este. Inversión : Bs. 11.580,00, incluye materiales de apoyo digital, refrigerios, almuerzo y certificado de asistencia. Info: 04122451580 y 04248178841. 02129772414. Lo dictaremos en Prados del Este; en nuestras oficinas. Reserva cupo con Bs. 5.999,00. Invita: Procondominios y Viso, Rojas y Asociados, Asesores Jurídicos

    ResponderEliminar
  3. La invitamos a nuestro XXV TALLER DE GERENCIA DE CONDOMINIOS EL 02/04 en Caracas. De 8:30 am a 5:00 pm en Prados del Este. Inversión : Bs. 11.580,00, incluye materiales de apoyo digital, refrigerios, almuerzo y certificado de asistencia. Info: 04122451580 y 04248178841. 02129772414. Lo dictaremos en Prados del Este; en nuestras oficinas. Reserva cupo con Bs. 5.999,00. Invita: Procondominios y Viso, Rojas y Asociados, Asesores Jurídicos

    ResponderEliminar
  4. Me encanto este articulo. Gracias por dedicar tiempo para visibilizar un tema tan importante y al cual pocos le ven la importancia que tiene en la construcción de ciudadanía.Nos encantaria tenerte en nuestro programa de MICONDOMINIO EN LA RADIO para tratar sobre este tema.

    ResponderEliminar