14 de enero de 2010

Primer susto del año nuevo

Este pasado fin de semana sentí un gran "susto". Claro, llevo aquí en esta ciudad 3 semanas de tranquilidad, sin las noticias que adornan mi vida cotidianamente y de repente al enterarme de las cosas que pasan en mi país… me dio una sobredosis de realidad a distancia. Les cuento, entré a internet a ver la situación diaria venezolana a través de los noticieros y de un solo sopetón me enteré que la moneda nacional había sido devaluada y que tenemos dieta energética (no de calorías, no señor!! Bueh.. de esa también hay sobre todo después de las comilonas de la navidad) …. racionamiento de electricidad en el país.

Al estar tan lejos no podía realmente saber las dimensiones de lo que estaba pasando porque cuando se está a distancia se magnifican las cosas. Al estar dentro de la candela (expresión venezolana que significa estar metido en el lío) sabemos cuáles son las partes más calientes de la olla. Le comencé a hablar a mis hijos del tema. Mariel que tiene tiempo fuera de la colorida realidad nacional no entendía con precisión mi preocupación. Julián por el contrario veía su futuro cuesta arriba con las medidas. No había pasado media hora cuando comenzaron a llegar por el Blackberry (que no atiendo porque les van a cobrar un carísimo roaming a ustedes y a mí) avisos de paro nacional, desbarrancamiento de la bolsa de valores (como que si yo tuviese acciones/ participaciones), cadenas de catástrofes, editoriales de prensa extranjera hablando de los temas, incitaciones a salir a la calle a pelar por un lado y al mismo tiempo notas diciendo que era guerra psicológica… el Armagedón en potencia. No cabía en mi cabeza tanta adversidad. El tiempo aquí, en esta quietud, me está haciendo perder el entrenamiento en asumir lo insólito!! Si bebiese licor me hubiese tomado un trago de Cacique (ron nacional para quienes tienen el pecho cuadrado, los machos machotes).

Comencé a sentir mariposas en el estómago, no de esas que se sienten cuando uno está enamorado, que va!! Unas que debían ser como murciélagos encerrados en espacio confinado tipo elevador de hotel. Ay mamá… ¿y si cuando llegue de vuelta no tengo país? ¿Qué pasará cuando vaya al mercado? ¿Los médicos podrán recetar si no hay medicinas? ¿Qué pasará con la inseguridad reinante cuando estemos más racionados de electricidad? ¿Podremos hacer transacciones seguras en el banco cuando se vaya la luz? ¿Irán los negocios a la bancarrota con estás medidas? Preocupaciones normales para una señora de mi edad. Seguro que mi hijo pensaría otras como por ejemplo: ¿me podré conectar a Facebook? ¿Podré ir al cine con mi novia seguidamente? ¿Tendremos internet para chatear? Que se yo!, cosas importantes para la gente de su generación.

Me fui a acostar con la cabeza inmensa y no pegué un ojo en toda la noche dándole vueltas a mis pensamientos sin parar. La mañana siguiente Julián me anunció que habían revocado la medida de racionamiento eléctrico solo para Caracas y habían despedido al ministro de energía. No entiendo nada….. Y sigue el susto ¡!!l

Flores para el susto?

Aspen para identificar efectivamente que me atemoriza de toda la situación planteada a través de las noticias y notas de mis amigos. Me ayudará a trabajar mis miedos.

White Chestnut para domar mis pensamientos, el radio prendido que sonó durante toda la noche y no me dejó dormir.

Sweet Chestnut para la angustia mental producida tratando de resolver situaciones en mi mente, para ayudarme a buscar soluciones.

Y yo que estaba tan inspirada, con ilusiones por un país tranquilo y un mundo mejor como el de Imagine la canción de John Lennon!!!. Hablando de esa canción, los invito a ver este coro de niños sordos, una preciosidad para reconciliarse con las situaciones del día a día.

2 comentarios:

  1. Marielena, en este post describiste tan bien lo que muchos Venezolanos que vivimos en el exterior sentimos. Yo tambien sigo las noticias, llamo por telefono, duermo con el radio prendido en la cabeza, y pienso como va a ser cuando vuelva a mi pais, o a lo que queda del pais que yo conoci.

    ResponderEliminar
  2. Marielena literalmente se me salieron las lagrimas en cuanto puse el video. Yo recibi la noticia aqui en caliente puesto que no viaje, y literalmente me quede en shok, era tan complejo lo que senti, que finalmente necesite un intravenoso de rock rose, que igual fue tan intenso que me dejo en blanco, ahora lo que siento es vacio y me es dificil pensar en mañana.

    ResponderEliminar