5 de enero de 2010

Resoluciones de año nuevo...como todos los años

Casi todo lo que leo en el periódico, correos electrónicos, mensajería de textos está directamente relacionado con las resoluciones de año nuevo. Debo confesar que desde que me acuerdo siempre me he prometido algo (que algunas veces no he cumplido) para comenzar el año con "buen pié". Justamente hoy leía en la prensa local que los gimnasios se llenan esta época del año de nuevos clientes que abandonan antes de terminar febrero; esto mismo aplica a las dietas y a otros defectitos menores (¿mayores?) que nos acompañan en nuestras vidas y que queremos borrar mágicamente para comenzar otra vez bien estos nuevos 365 días (vuelve nuevamente a mi mente lo de la línea imaginaria del tiempo con lo del nuevo año!!!).

Yo por lo menos se de cual pata cojea mi mesa, muchas cosas he arreglado pero hay una que está persistiendo desde hace algunos pocos años… Es una razón de peso, literalmente hablando!!! Si, con el cuento de la menopausia y la viajadera a dictar cursos y conferencias me he subido unos kilitos que hacen difícil la empinada subida.... para llegar a casa de mi hija. A esas unidades métricas de masa y peso equivalentes a miles de gramos (no voy a decir cuánto tengo de más, no señor!!) se suman las tres capas de ropa que me coloco antes de mi ropaje exterior, más la chaqueta color naranja fosforescente, que me compré mientras estaba en un estado de demencia fantasmagórica y la cual me hace ver como la mujer Michelin, sombrero de lana encajado hasta las cejas, bufanda que cubre más arriba de la nariz, dos pares de guantes térmicos, y unas preciosas botas de estampado sicodélico verde manzana (seguro estaba fuera de mi mente cuando le hice caso a Julián el primogénito quien me dijo que me quedaban chévere) las cuales no me puedo sacar sino con la ayuda de algún cristiano que se compadezca de mi o alguna grúa mecánica. Estoy segura que si me cayera rebotaría con tanta amortiguación. Es decir me veo rellena (dos veces llena).

Retomando el punto de las resoluciones: creo que el fondo del asunto es que no distinguimos lo que queremos hacer / ser de lo que quisiéramos hacer/ser. Es la lucha de la viabilidad (posibilidad) versus la factibilidad (ejecutabilidad). Yo quisiera verme de 90-60-90 pero eso es viable? es factible? es una fantasía? es una tentativa cirugía cosmética? o un caso para Dr. House? Aquí reside el nudo gordiano. Ese hecho de difícil comprensión que hace que abandonemos nuestras sanas determinaciones de cambiar para algo mejor casi en lo que permanece un suspiro en la puerta de una escuela (este dicho nunca lo entendí claramente, pero supongo que se refiere a un merengue hecho con claras de huevo, no a los bailables de República Dominicana, tampoco a aspiraciones profundas producto de tristezas).

¿Entonces Marielena? en mi lista aparece comer sano, bajar de peso y hacer ejercicio. Las otras patas de mi mesa creo que las tengo controladas!!!

Flores para mis resoluciones?

Chestnut Bud para aprender dónde es que no aprendo, para ayudarme a desarrollar patrones de atención y entender cuáles son esas acciones que me hacen sucumbir ante los postres.

Walnut para que me ayude a romper con hábitos y costumbres, adaptándome a una nueva yo.

Clematis para bajarme a la realidad y establecerme metas sensatas y prácticas de acuerdo a mi edad, género, actividad y estatura.

Vamos a ver cuánto me dura esta disposición anímica, por lo menos estoy caminando muchísimo a pesar de la nieve. ¿La razón? no puedo orientarme aún en la ciudad ni con el transporte público. Por lo menos desarrollaré buenas pantorrillas.

2 comentarios:

  1. Creo que la mayoria de las mujeres cojeamos de la misma pata, me sentí muy identificada con tu comentario y por supesto tenia una risita en mi rostro mientras lo leia. Gracias por alegrarme el dia

    ResponderEliminar
  2. Caray amiga, un fuerte abrazo y deseandote mucha salud y exitos en este nuevo a@o 2010.
    Sabes tenia dias, por no decir como 1 mes, sin leer tu blog y sabes me sorprendio gratamente que muchas de las flores que recomiendas estoy tomando. Eso ratifica que los conocimientos fueron asimilados. Apuesto por el logro de tus metas, te confieso, tambien el bajar de peso es una de mis metas este nuevo a@o.
    Un beso y te recuerdo siempre profe.
    Saludos

    ResponderEliminar