19 de abril de 2010

Del dolor de corazón al desconsuelo del sobre peso


Ayer cuando terminaba de enseñar en mi curso de fin de semana una joven cursante en privado me preguntaba algo a manera de enigma. Su curiosidad se basaba en las razones por las cuales ante un "dolor de corazón”, léase congoja, las mujeres íbamos directo a la pastelería o al refrigerador a matar las penas del alma. Es decir, algunas mujeres podemos ponernos como boyas de amarrar trasatlánticos mientras los hombres se ponen hermosos, algo así como la injusticia divina. Realmente no hay una respuesta simplista para ésta interrogante. Hay diferencias individuales así como maneras de reaccionar ante los arrebatos emocionales. A lo mejor a algunos de los caballeros también les da ganas de comer en situaciones de ese tipo. Generalizar no ayuda en estas incumbencias, ni para ellas ni para ellos. Cada quien como persona reacciona de manera diferente en las variadas circunstancias de la vida.

Lo que sí está comprobado es que hay tendencias, hay algunas cosas que ellos hacen que nosotras no hacemos (o no hacíamos) ante situaciones estresantes. Vamos a revisarlas:

  1. Ante la tristeza o el estrés ellos no ansían desesperadamente dulces (chocolates, galletas, bombones) como consuelo para matar el malestar emocional, no señor! Ellos buscan un buen trozo de carne. Al comer proteínas se doblega el sobre comer y se controla naturalmente el metabolismo. Nosotras podemos pegarnos directamente los chocolates con empaque todo en las caderas o en la pancita.
  2. Ellos no se dejan afectar o trastornar por contratiempos. Nosotras al buscar la perfección y no lograrla comenzamos con un discursito mental, evaluándonos, dándonos muy duro en la auto-estima y llevando la resaca por varios días. Los hombres tienden a evitar esos perfeccionismos, y si quieren que algo les salga bien y no sucede así, simplemente no se martirizan.
  3. Ellos no utilizan la comida como terapeuta emocional, nosotras tenemos esa tendencia ya que estadísticamente caemos más en depresión que ellos (desde la adolescencia, qué tal?). Luego de una "hartazón" (venezolanismo que implica que una se come el mercado de un mes completo incluyendo las bolsas), la mujer cae en una depresión mayor (y quién no?) y vuelve a usar la comida para consolarse. Un círculo vicioso. Muy raro ver a un hombre haciendo filas interminables en un supermercado para comprar Toddy (bebida achocolatada en polvo) o alfajores rellenos de dulce de leche cremoso porque está triste.
  4. Cuando un hombre está molesto busca algo físico que hacer para disipar las emociones negativas. Va a buscar clavar con un martillo una pared, dar una carrera (jogging), un buen golpe a alguien (caso extremo!), o actividad sexual (eso también!!!). Las mujeres en cambio vamos a buscar el paquete de galletas oreo, y más vale que ni nos toquen o insinúen sexo, eso nos enoja más.
  5. Los hombres toman tiempo para ellos cuando sienten que lo necesitan, aunque a las mujeres les saque de quicio. Si quieren jugar golf, esquiar, correr, montar bicicleta, hablar con los panas, encerrarse en la computadora, leer, ver todo el día el canal deportivo, se dan ese gusto. Las mujeres ante una crisis emocional lo que menos pensamos es en eso, aunque nos guste. Nosotras buscamos tomarnos un cafecito con los consabidos acompañantes (harinas, azúcar, golosinas) en los mejores casos, en otros casos el paquete de dos litros de helado cumple su cometido como gratificación. A veces nos acompañamos de paso con otra persona del sexo femenino para hacer un dueto "feliz" y llorar nuestra pena en estéreo.
  6. La orientación de los hombres hacia la comida (y a otras cosas también) es simple y orientada al placer, de acuerdo a estudios realizados en Canadá y en Austria. Por lo tanto en situaciones de “sobre tragadera" ellos comerán un tercio menos que una mujer, aunque coman Doritos con guacamole o salchichas miniatura con salsa de coctel (ninguna mujer recurrirá a eso estando triste, que va!). La mujer tiene tendencia (no se puede generalizar por favor!!) de privarse de ciertos alimentos para verse bellas. Entonces , como consecuencia natural, cuando viene una contrariedad emocional se puede desbordar más fácilmente buscando la comida como apoyo.

¿Cuál es la moraleja para los dolores de corazón? Nuestra disposición de ánimo es tan importante como nuestra capacidad para enfrentar las situaciones emocionales y resolverlas. Preguntarnos antes de hacer un asalto tipo comando al refrigerador ¿qué puedo hacer yo por mí que nadie más puede hacer ? De repente nos sorprendemos y en lugar de llorar por él, comenzamos a reírnos de nosotras (entre otras múltiples opciones!!).

Flores para administrar eficientemente el dolor de corazón?

Walnut para cortar con hábitos que nos unen al refrigerador o a las alacenas llenas de comidita dulce. Así buscaremos otra cosa que hacer antes de comer como terapia.

Chestnut Bud si nos encontramos en ciclos tipo yoyo, donde la comida juega un papel importante para consolarnos. Aprenderemos y dejaremos!!

White Chestnut para las discursitos mentales que torturan. Nos ayudará a tener pensamientos más productivos y a engancharnos menos con nosotras mismas.

Larch para que creamos en nuestra capacidad y podamos trabajar nuestra actitud / aptitud a nuestro favor cuando pensamos que no podemos.

Ah! Por eso será que en las películas nunca vemos a los hombres tristes comiendo bombones, pasteles o helados? Ellos comen parrilla argentina, toman licor o se van a jugar golf!!!



4 comentarios:

  1. Hola marielena: me hacias falta cada semana cuando revisaba y veia que no habia post nuevo. Hasta llame a Pangea para preguntar por ti. Me alegro que estes con ganas de nuevo de compartir con nosotros y hacernos ver que las cosas no son tan complicadas como parecen.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, ya estoy nuevamente en la onda. Un abrazo y gracias por tus pensamientos,

    Marielena

    ResponderEliminar
  3. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    GOTA A GOTA

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CHOCOLATE, EL NAZARENO- LOVE STORY,- Y- CABALLO, .

    José
    ramón...

    ResponderEliminar
  4. Gracias José Ramón por tan hermos verso,

    Marielena

    ResponderEliminar