23 de julio de 2010

Sobre el rey león y otras noticias



Hoy llegué tempranito a mi oficina. Trabajé cuatro horas en la mañana y cuando decidí irme a comer, justo a medio día, por alguna razón que no puedo explicar (tipo inspiración divina) me metí en internet para saber si todavía tenía país. Esto nada más lo entendemos los venezolanos. En cualquier otra nación la gente prende la tv /radio/ se conecta a la gran autopista del cyber espacio para saber sobre el clima, las tendencias económicas, el calentamiento global, ver deportes, entretenerse y hasta ponerse al día con los sucesos políticos. Nosotros aquí somos noticiadictos porque la vida nos cambia a cada instante literalmente. En la mañanita lo único que vi cuando encendí el noticioso (al estilo de Mafalda) fue al ahora barbudo Maradona en conversaciones cordiales con el presidente y un rato más tarde ya habíamos roto relaciones con Colombia. Por supuesto que creí que era un chiste. Inmediatamente sentí algo que danzaba internamente entre mis dos orejas: la salvaje se soltó otra vez preguntándose ¿Será que Diego Armando es asesor de relaciones internacionales ahora? ¿Será que se dejó del futbol por el papelazo en el mundial de Sudáfrica y se vino a incursionar aquí en Macondo 2? ¿Será que sufre de deseos de venganza pues no aprendió a bailar el waka waka con la colombiana Shakira y busca retaliación? ¿Será que vino a correr desnudo en Caracas?

Creí que ya la había dominado pero que va!! Ella hizo inexplicables sinapsis y conexiones. Sin ton ni son me llevó al oráculo…. Animal Planet. Inmediatamente pensé en el arrojadísimo Rey León (no el de la película de Disney sino el de verdad verdad, nada que ver con Hakuna Matata).

Los leones realizan actos sociales por medio de una serie de comportamientos y muestran movimientos expresivos muy desarrollados. Su comunicación está basada en expresiones faciales y posturas corporales. Su repertorio de vocalizaciones es amplio y tiene variaciones en la intensidad y la altura de los sonidos. Tienden a “hablar” de manera muy característica, empezando con unos cuantos rugidos graves y largos, que conducen a una serie de rugidos repetitivos. Suelen hacerlo por la noche en cadenas interminables, cuando los otros animales están viendo la telenovela brasilera. Ese sonido puede ser escuchado desde una distancia de 8 km hasta nivel nacional, anunciando su presencia y a veces asustando a sus presas. Coexisten con hienas, lo cual hace una relación única por su complejidad e intensidad ya que se alimentan de las mismas presas. Frecuentemente luchan entre sí y se roban la caza, pero como que ni cuenta se dan. El folklore popular concibe a las hienas como carroñeras oportunistas que se aprovechan de las habilidades cazadoras de los leones,¿Qué tal? Otra cosa singular es que el Rey león es flojazo, siempre acompañado de machos, espera que las hembras hagan la cacería de las presas y luego viene fresco como una lechuga romana diciéndoles: Miren mijitas mejor es que se vayan moviendo porque aquí vengo para rematar. Por supuesto, él queda elegantísimo frente a la manada, y ellas, aunque saqueadas, casi que le piden autógrafos al susodicho. Luego, arreglándose la melena esponjosa para no perder el glamour, reparte el resto de la presa y el huesero con los cachorros machos y de último van ellas, las explotadas. Como dato interesante el insensible león pasa gran parte del tiempo descansando y está inactivo durante unas 20 horas al día, no obstante puede copular 157 veces en un periodo de 55 horas sin distingo ni respeto, cual victimario. No entiendo esa relación 20 a 55 horas,pero a mi no se me dan fácilmente los números.
¿Y de dónde le saldría a la salvaje esta conexión de tan distintos y disimiles elementos?

Flores para las insólitas conexiones?

Clematis para ese vivir en la luna, de manera de pisar la tierra y transformar la creatividad en acción.

White Chestnut para la repetición de temas en mi cabeza tipo carrusel, de manera de ubicarme y concentrarme en el aquí y en el ahora.

Aspen para el miedo a lo desconocido, de manera que cada vez que prenda la tele no sienta el temor ansioso que puede producir las noticias constantes.

Ya extraño mis lácteos Alpina, Pat Primo, Mario Hernández, el ajiaco y la bandeja paisa!!!! Y solo han pasado tan solo algunas horas. Y yo que me conmoví con la película El Rey León, me fascinaba ver Los Thundercats con mis hijos, y soy fanática de los Leones del Caracas!!

Nota: La salvaje es el nombre artístico de mi imaginación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario