24 de octubre de 2010

¡Cosas del sincretismo!!

Estas lluvias torrenciales en Caracas hacen que el tráfico se haga más lento que de costumbre.  En adición, los recientes consejos gubernamentales de usar menos el metro y más los medios de transporte superficial han congestionado en demasía  las vías y vidas de esta seductora metrópolis.  

En una de las interminables trancas quedé casi estacionada frente a una tienda  en la que vendían disfraces y accesorios de Halloween.  Mientras escasamente se movían los vehículos trataba de recordar cuándo esa fecha había pasado a ser una festividad nacional autóctona  (no oficial).  Por supuesto que no existía cuando yo era niña (no es que yo sea vieja, que conste!!) pero tampoco  existía en la época en la cual mis retoños eran infantes; es más,  creo que ni siquiera los agarró en la adolescencia y debo aclarar que ahora es que les falta para cumplir los treinta años.   

Por supuesto que la salvaje se desató y comencé a atar cabos informativos.  Esa festividad  de origen celta celebrada el 31 de Octubre desde el siglo XIX en algunos países, está un día antes  del día de los Santos y a dos días del día de los Muertos.  O sea que podría ser más o menos la misma actividad en diferente idioma y en otra cultura, ¿cierto?  Una expresa el mejor estilo del imperio norteño (o como lo conocemos en Venezuela “mesmo”), y la otra tira más hacia las raíces coloniales (las que nos trajo Cristóbal, el amigo de Isa La Católica), más hacia el otro imperio…el  español.  El hecho  cierto es que a mí me desubica este concepto/celebración. Pero ya entendí la razón…..para esta servidora los disfraces van en febrero y específicamente en carnaval  (a menos de que estemos hablando de la hora loca en las fiestas venezolanas, donde todo el mundo  se suelta el moño  y hace el ridículo en colectivo, pero como todos están con traguitos encima no se nota mucho, ujum, si Luis!).  Disfraz, para mí, conlleva ritmo de samba, batucada, Calipso, lentejuelas, plumas, despelote, alegría, ruido, maracas, en contraposición a: susto, calaveras, hogueras, fantasmas, monstruos, Chuky, la novia de Chuky, la prima hermana de Chuky, escobas voladoras, hechiceras, brujas (de éstas  si hay en variadas épocas del año, no son exclusivas de la fecha).  Definitivamente es un tema de paradigmas a actualizar para estar con el espíritu de los tiempos.

Imagínense ustedes ver a sujetos enmascarados y con atuendos extraños  en las calles caraqueñas  por estas fechas.  ¿Qué puede pensar gente paranoica como nosotros humildes habitantes de la ciudad de los techos rojos? Sobre todo sabiendo que se acercan fechas de aguinaldos y utilidades de fin de año (¡!!), o que hay gente comprando Bonos solidarios a precios de gallina flaca emitidos por el Banco Central.  Primera idea….Puede ser una banda de narco traficantes - secuestradores o asalta cajeros automáticos que  está pasando un buen rato de esparcimiento  a costa de ciudadanos comunes (bueh!  Para ellos si será divertido). Segunda idea….los enanitos de Blanca Nieves se escaparon del bosque  encantado huyendo por la obstinación de tanta limpiadera de pisos, alergias al Mistolín,  arregladera de camas y cantadera a los pajaritos de la nueva residente de la pequeña casita que los alberga.  Tercera opción un grupo de fanáticos del Magallanes y de Los Leones vestidos con indumentaria de sus respectivos equipos, frenéticos,  están persiguiendo, gritando y lanzando pedradas a los revendedores de entradas del estadio universitario. Todo esto con el fondo musical de Globovisión para darle “ambiente chill out” a las escenas descritas.  Cualquier cosa puede pasar por una tranquila mente caraqueña; como se nos va a ocurrir que puede ser Halloween!

Flores para esta fusión de elementos diferentes?

Aspen para los temores ansiosos, esos  de tipo premonición o pálpitos que se alojan en el cuerpo.  Este remedio floral ayuda a concretar el objeto del miedo, a saber a qué es lo que le tememos.
Rock Rose para el miedo que hace que quedemos congelados sin podernos mover, hablar o actuar. Nos ayudará a tener calma serena y a hablar con el fantasma Doloris Causa.
Cherry Plum si el temor es descontrolado y nos ponemos histéricos, lanzamos objetos contundentes, para luego preguntarnos cómo lo hicimos.  Nos dará control del pensamiento, del verbo y de la acción.

Halloween, basado en el Samhain celta, era una festividad de culminación del verano, de celebración de la cosecha, de la vida y de la línea que conectaba al hombre con “el otro mundo”, de los espíritus benévolos y los no tanto.  Según las malas lenguas los Papas Gregorio III y Gregorio IV (que no eran familia, por si acaso) se les estaba saliendo esta pachanga de las manos, así que trataron de “aplacar” esta festividad pagana instituyendo el Día de Todos los Santos el 1 de Noviembre.  Lo que nunca se imaginaron es que gracias a Hollywood, Broadway,  la televisión por satélite y por cable, las redes sociales digitales, la tradición / uso / costumbre dos fechas supuestamente tan distintas podrían convivir a través del mas glamoroso sincretismo. Que viva Gasparín, o como algunos lo conocen  Casper the friendly ghost!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario