24 de diciembre de 2010

Feliz Navidad

La celebración del nacimiento de Jesús, la fiesta más universal del mundo occidental, se celebró por primera vez el 25 de diciembre de 336 en Roma, pero hasta el siglo V, la Iglesia siguió conmemorando el nacimiento y el bautismo del niño Dios de los cristianos el 6 de enero. El nombre de la fiesta Navidad, proviene del latín nativitas, nativitatis 'nacimiento', 'generación'.

En siglos posteriores, las diócesis orientales fueron adoptando el 25 de diciembre y fueron dejando el 6 de enero para recordar el bautismo de Cristo. Hecho muy importante para los venezolanos a quienes nos encanta la rumba, muchos días para celebrar y festejar por alguien quien genuinamente lo merece.

No se conoce con certeza la razón por la cual se eligió el 25 de diciembre para celebrar la fiesta navideña, pero los estudiosos consideran probable que los cristianos de aquella época se hubieran propuesto reemplazar con la Navidad la fiesta pagana conocida como el festival del nacimiento del sol invicto, que correspondía al solsticio de invierno en el hemisferio norte. Esta es la razón por la cual el gentilicio venezolano se dejó de cuentos y para evitar conflictos simplemente celebra la navidad el 24. Encima no viene Santa sino el Niño Jesús a darle regalos a los niñitos, menos rollos todavía.

A lo largo de los siglos, las costumbres tradicionales vinculadas a la Navidad se desarrollaron a partir de múltiples fuentes. En esas tradiciones, tuvo considerable influencia el hecho de que la celebración coincidiera con las fechas de antiquísimos ritos paganos de origen agrícola que tenían lugar al comienzo del invierno.

Así, la Navidad acogió elementos de la tradición latina de la Saturnalia, una fiesta de regocijo e intercambio de regalos, que los romanos celebraban el 17 de diciembre en homenaje a Saturno. En Venezuela se inventó un paralelo: el “amigo secreto” para desplazar esa celebración y salir de regalos recibidos que no nos gustan, además de justificar las reuniones decembrinas antes de la navidad propiamente dicha. 

En el Año Nuevo, los romanos decoraban sus casas con luces y hojas de vegetales, y daban regalos a los niños y a los pobres en un clima que hoy llamaríamos navideño y, a pesar de que el año romano comenzaba en marzo, estas costumbres también fueron incorporadas a la festividad cristiana.
En mi país, las grandes avenidas se llenan de pinos canadienses aunque seamos tropicales/caribeños, ventas de adornos que después no caben en ninguna parte  (para la delicia de las señoras que colapsan las vías) , y de fuegos artificiales ilegales (para el gusto de caballeros y niños que terminan en alguna emergencia hospitalaria y arruinan las fiestas familiares).

La Navidad que celebramos hoy es, pues, el producto de antiguas tradiciones griegas y romanas  donde se conjugaron rituales célticos, germánicos y liturgias ignotas de misteriosas religiones orientales.

En Venezuela lo celebramos con aguinaldos, gaitas, hallacas, pernil, bebidas espirituosas, fuegos artificiales (tipo Bin Laden/ triquitraquis/ cohetones) y más recientemente con procesos electorales, leyes habilitantes y sorpresas gubernamentales.  

Siempre es bueno saber de dónde venimos para entender dónde estamos y las razones de a dónde podemos ir, si no nos avispamos.

En este momento mis palabras buscan desearles lo mejor del mundo a todos ustedes. Agradezco todo el apoyo y la gentil lectura de mis artículos.   Que sus deseos se hagan realidad, si a Dios Niño, Padre y Espíritu Santo, les parece que es conveniente para ustedes.

Reciban un cálido abrazo y este poquito de aderezada historia,
Felices fiestas!!!!

Marielena

22 de diciembre de 2010

Gracias por los deseos de Cumpleaños






Muchas gracias por los deseos de cumpleaños!!!  Aprecio cada uno de los mensajes,

Un abrazo para todos,

Marielena Nuñez

19 de diciembre de 2010

Mi Cuento de Navidad

Soy una admiradora, desde muy niña, de la obra de Aquiles Nazoa, así que decidí hacer mi adaptación de su Retabillo de Navidad para compartir con ustedes en  vísperas de las  celebraciones de estos tiempos. Algo así como mi versión de Colón en el encuentro de dos mundos.

La Virgen María vivía tranquila por allá en el medio oriente, cerca de las dos chinas y recibió un mensajito por el ping de su Blackberry.  Era el Arcángel Gabriel que le estaba anunciando que el ecosonograma  mostraba que  si estaba embarazada; los síntomas no eran una indigestión decembrina a causa de hallacas como ella sospechaba.   Ella muy animada,  le dijo a su esposo San José que iban a tener a un muchachito que iba a revolucionar el mundo.  Gabriel  le había dicho, dada la trascendencia de ese futuro personaje ,  que era importante cambiar de lugar geográfico de manera de beneficiar la historia de la humanidad. Además Herodes, el rey de Judea, la tenía agarrada con los niños, su tolerancia infantil era mínima, tanto que mató a sus hijos Aristóbulo (también existía allá pero más blanquito!!)  y Alejandro.  

Se le ocurrió al arcángel seleccionar a algún país de un futuro continente que se conocería  como América.   Gabriel muy entusiasmado le explicó que así como la geógrafa  Alicia Machado  tenía su mapamundi, él tenía el suyo propio  Ese continente estaría compuesto por América del Norte, Centro América  y Sur América. Metió unos papelitos con nombres en un saquito de seda dorada para que  la mano inocente del casto José sacara un sitio (como una ruleta rusa, literalmente).  El nombre del papelito indicaría a dónde viajarían  para que María alumbrara al Niño (no el fenómeno natural, el niñito de verdad, ese que iba a nacer!!).   Pues bien, el papelito decía Venecia, pero como esa quedaba en Europa y  el Gabo estaba  empeñadísimo en no cambiar la locación geográfica, apuntó  con su  brillante dedo angelical al norte de la América del Sur, zúas!!!!  Picola Venezia (Venezuela pues!!).  

María estaba preocupada porque decía que sacar la visa  y el pasaporte en diciembre  no era muy fácil, además había que hacerlo por internet y la conexión CANTV no estaba muy estable.  Además había que estar toda la madrugada pendiente para anotarse, el riesgo de que le tocará una oficina de la ONIDEX en Caucagua, Los Teques o Acarigua era altísimo. Encima no habían aplicado al cupo de CADIVI para tener dólares de viajero.   El Ángel le dijo que no había problemas, que ese asunto se podía arreglar en Palestina, el Supremo tenía contactos.   El hecho cierto fue que en menos de lo que canta un gallo estaban montados en un avión de Iranian Airways rumbo a esos nuevos  lares, CONVIASA no estaba volando.

Llegaron a la llamada sucursal del cielo, la sultana del Waraira Repano, la cual se llamaría muchísimo después Santiago de León de Caracas.  La pancita de María estaba bien grande y parecía que ya sentía contracciones, pero ella ni se quejaba….nada de perdedera de glamour con ese calorón tropical.  Ella quería encontrar un sitio en alquiler pues realmente esta era una misión pasajera, no se iban a establecer  definitivamente en el territorio.  Estos históricos turistas no contaban con que gracias al Niño climático habían caído enormes aguaceros y el territorio visitado estaba inundado por todas partes.  Ese hecho hacía difícil encontrar posada, apartamento u hotel  con habitaciones disponibles.    Además apenas se bajaron del avión,  unos malhechores los confundieron con hippies (por los ropajes, cabellera, dólares y acento musiú) y los asaltaron.  Les robaron hasta el reloj made in China de San José, por supuesto los pasaportes. Afortunadamente  un autobusero de la denominación “Pare de Sufrir” se compadeció y les permitió subirse sin pagar pasaje. Los soltó en Parque Central a un lado de  los cultivos organopónicos.  Estaban desorientadísimos,  no entendían el corneteo, la gritadera, el ruido de los tubos de escape de los carros. 

Decidieron montarse en el metro en hora pico.  De tanto zarandeo y empujones a María se le aceleraron las contracciones.  Se bajaron en la estación Capitolio.  Mientras José buscaba una botellita de agua mineral para ponerle unas gotas de Rescue Remedy, María quedó parada en lo que era una fila y comenzó a avanzar con ella.  Cuando se dio cuenta estaba entrando en el Palacio de Miraflores y sin identificación (¿recuerdan que les robaron los pasaportes?)   Estaba en la cola de los damnificados.  Se comunicó por telepatía con el  i phone de  Gabriel y éste a su vez con José (a través del bastón que servía de antena)  para informar que había encontrado refugio, por lo menos por algunos días.   

Se encontraron entre el gentío milagrosamente, como tenía que ser.   No había ni mula ni buey ni pasto, solo una estrella de hojalata y un lecho de esperanzas, compartida con todos los otros damnificados por la naturaleza (humana, politica y del ambiente).  

Cuentan que después llegaron los Reyes Magos, con leche, azúcar y Harina Pan (suerte,  porque  estaban escasos).   Sus altezas reales también habían perdido los camellos en un secuestro exprés.  A todos los estaban reubicando en unos apartamentos vacacionales, de los expropiados, en Higuerote. Dicen que todavía andan por esta tierra de gracia, repartiendo esperanza a los venezolanos!!.

Ahora entiendo el aguinaldo “Si la Virgen fuera Andina y San José de Los Llanos el Niño Jesús sería un niño venezolano” tralalalalalalalá, tan tan!!!

Flores para los turistas históricos?

Rescue Remedy para los altibajos y estrés del viaje, de manera de recuperar el balance emocional.

Rescue Cream  para ayudar con los dolores de parto en la pancita, caderas y espalda.

Star of Bethlehem para que brille el consuelo en nuestros corazones.


Nota de la autora a manera de glosario:

Aquiles Nazoa fue un escritor, periodista y poeta  en cuya obra se expresa los valores de nuestra cultura venezolana. 

Aristóbulo fue un maestro graduado del Pedagógico de Judea, hijo predilecto de Herodes, a quien luego le serrucharon el puesto y terminó muerto. 

Damnificados son todos los venezolanos que perdieron sus casas y esperanzas a causa del Niño (si, el Niño!!). 

Miraflores  es el palacio presidencial  donde se están refugiando algunas personas a causa de las inundaciones. 

Musiú  es un venezolanismo que tiene su origen en el vocablo  francés Monsieur.  Se le dice musiú a cualquier persona extranjera que no hable español.  En el caso de que hable inglés entonces no es musiú sino gringo, aunque sea  británico, canadiense o australiano. Si la persona es blanca, parece extranjera, pero es venezolana entonces es oligarca.

Hallaca o hayaca es una especie de tamal venezolano que solo se come en diciembre y es nuestro símbolo de la navidad.

ONIDEX es la oficina para sacar documentación tipo cédula de identidad y pasaportes, creo que ya le cambiaron el nombre (¿será para desorientarme o para que no me de Alzeihmer?)

Caucagua, Acarigua , Los Teques  son poblaciones venezolanas.

Palestina?  Busque  usted mismo en el mapamundi de Alicia Machado.

CANTV es la telefónica nacional que administra las comunicaciones en Venezuela.

Cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia,  aclaro por si acaso con la nueva ley de contenidos e internet en Venezuela aprobada  apenas horas.

16 de diciembre de 2010

¿Ascuas o Pascuas?

Realmente con los eventos lluviosos en la ciudad mi temperatura emocional estaba húmeda para escribir, todo producto de la presión atmosférica, del agua torrencial, de los deslaves, del caos nacional. Estuve más enfocada en sentirme útil y aportar mi granito de arena al montón de damnificados que quedaron de este desastre natural.

Siempre me ha sorprendido gratamente la solidaridad y buen humor de los venezolanos aún en momentos críticos, esta vez no fue una excepción. Pensaba mientras armaba cajas de víveres en un centro de acopio (entre latas de atún, torres de ropa, pañales, botellas de agua y un gentío ayudando) que desde hace 10 años nuestras navidades han sido muy poco usuales si las comparo con lo vivido en otros tiempos. Por ejemplo, todos los últimos diciembres hemos tenido elecciones nacionales/ referendos/contra referendos/recontra referendos/ recolecciones de firmas, así que siempre las celebramos entre actas electorales a manera de adornos navideños, la música de fondo ha sido escrutinios del consejo electoral que nunca llegan a darse y las filas interminables para votar han parecido coreografías de baile en línea tipo country o square dance.

Apenas alcanzaba recuperarme de los efectos de los aguaceros y del cierre de mi calle, cuando comenzaron las noticias sobre poderes que cambiarían de una manera u otra, dependiendo de la óptica de quien las analice, el destino histórico del país. Me sentí ubicada momentáneamente en el mundo bizarro de Supermán, mi héroe de niña. En ese mundo todo era al revés: los buenos eran malos, el futuro era el pasado, la gente hablaba al revés. Pues bien, me imaginé a los que gobiernan con poderes especialmente habilitados: con visión de rayos equis para ver más allá de paredes; con poder de leer mentes y saber lo que piensan los ciudadanos comunes; con capacidad de volar en vigilancia sobre los cielos caraqueños revisando qué hacen los ciudadanos de la metropolis; revisando cuentas de hotmail, Facebook y Twitter, enganchados en cadenas de esas que pasan por internet sobre como hacerse rico/ perder un riñon en el cine/ o ir al cielo sin esfuerzo si envías el mensaje a 3 millones de personas en un minuto; poder aquietar a los animales inquietos más rápido que los veterinarios de Daktari (se me cayó la cédula de identidad!!) con dardos anestesiadores. ¿Será todo esto producto de mi fantasía arrolladora o una pesadilla?

Yo que me había hecho la idea de una navidad en paz, entre hallacas, pan de jamón, aguinaldos, gaitas, festividades, risas, baile pero al parecer voy a tener en cambio una de inquietud e incertidumbre si esta imaginación es realidad. ¿Alguien tendrá contacto con Lex Luthor, el villano de Supermán, para que me diga dónde puedo comprar kriptonita y así protegerme por si acaso? Me sirve tanto verde como roja.¿Dónde estará ubicada ahora la Legión de los Súper Héroes?

Flores para estas Pascuas?

Star para manejar el impacto de las lluvias y de las noticias, de manera de recuperar el consuelo.

Sweet Chestnut para aquellos que ya entraron en angustia mental extrema, así encontrarán paz de pensamientos.

Aspen para el miedo a lo desconocido, nos ayudará a entender qué nos pasa dentro de esa ansiedad temerosa.

Walnut para que las noticias nos resbalen como si estuviésemos vestidos con trajes de teflón.

Será que entré en una dimensión paralela desconocida como la de aquella película de Volver al Futuro (Back to the Future) y no me he despertado. Aló, Aló ¿Hay alguien allí? Chapulín Colorado, tu también me sirves!!!!! Advertencia: este mensaje se puede leer como encriptado, pero usted está equivocado, ahora así hablaremos los venezolanos.

1 de diciembre de 2010

Faisbuc (Facebook) o la vitrina social cibernética



Ahora que estoy encerrada en mi casa porque no puedo salir debido a las lluvias y los derrumbes en mi calle y zonas aledañas, estoy poniéndome al día en eso de corregir para entregar en los tiempos convenidos con mis estudiantes.

En un momento de descanso recordé que mi hija me había abierto una cuenta en Faisbuc que nunca abro ya que tiempo no es lo que más me abunda, y cuando me sobra hago cosas que me generen paz y sosiego como escuchar música, escribir, leer y dormir. Me gusta ver la televisión pero gracias a que soy una experta con el control remoto, me quedé aislada del mundo hertziano. Debí haber tocado algo intocable y tengo dos días viendo una tormenta de rayas combinada con un ruido que suena como a animalito machucado en autopista, crujido que me eriza la piel. En resumen, no están aquí los salvadores (mis hijos) para arreglar este percance, y eso implicará que no veré la tele por mucho tiempo, a menos que por azar del destino toque la tecla mágica que resuelva la situación. Otra alternativa sería que me metiera en la máquina del tiempo, retrocediera unos dos días y llegara al momento donde justo apreté el botón, ese que “produjo” el comando en pantalla “press action”…. Allí acabo mi relación con la famosa caja animada, propulsada por Supercable de Venezuela, Inc.

Como venía contando, ante la necesidad de descansar mi cerebro con otra actividad, entré en el famoso sitio de las redes sociales. Me preguntaba, ante la lectura de cosas privadas expuestas en la vitrina cibernética, cómo hacen algunas personas para contar sin desparpajo algunas situaciones tan privadas, tan de ellos. Yo no me atrevería! Pero hay también gente que responde y aconseja con desenvoltura ante los planteamientos hechos por amigos y conocidos, casi como consultores gerenciales de empresas internacionales. Tampoco me atrevo a eso!! Por supuesto, no es todo el mundo, no se puede generalizar. Hay personas que cuentan solo cosas comunicables, en una de suerte de Torre de Babel, donde hay montones de idiomas, de pensamientos, de formas de hacer, afortunadamente todas inocuas (digo yo!!). Unos se enteran (nos enteramos!!) de la vida, obra y milagros de otros: fotos abrazados y con los dientes pelados dibujando sonrisas en el último concierto de Shakira en Miami, entradas para la presentación de Mark Anthony bajo aguaceros, silletazos de la policía en el estadio universitario de Caracas, atropellos en el metro capitalino, baños veraniegos en jacuzzis o con mangueras de jardín. Vemos si están gorditos o flacos, si tienen novio o no, o simplemente cómo los ha bien tratado la vida.

Me pregunto sin que me incumba directamente, cómo en Venezuela que somos tan paranoicos con el tema seguridad (donde la arquitectura nacional incluye ya como autóctono rejas / barrotes/cercos eléctricos/ vigilancia por cámaras / guachimanes, carros blindados, guardaespaldas y cierres de calles privadas) las personas libremente dicen si están solos o acompañados, si viajan, qué tienen, si son empresarios o están pelando…TODO en las redes sociales. Después se quejan cuando son víctimas del secuestro exprés o de un carterista cibernético haciendo phishing. Es bueno compartir pero no taaaaaanto (en nuestras circunstancias, aclaro!).

Flores para participar en Faisbuc?

Water Violet
para la economía de expresión, de manera de establecer calidez y contacto, además de contar intimidades sin pudor (bueh, sin mucho comentario).

Mimulus si tenemos temor de entrar en los medios digitales –sociales y exponernos, nos dará seguridad ante ese miedo.

Larch si no nos sentimos capaces de manejar la tecnología porque nos sentimos de menos, para tener confianza en nuestro talento natural.

Sigue lloviendo y cayéndose los cerros, hay emergencia en varios estados de la república incluyendo el mío (Miranda) y me pregunto si estos aguaceros venezolanos serán como los de Macondo donde llovió cuatro años, once meses y dos días, cosas del realismo mágico! ¿Dónde venderán motos de agua, salvavidas y chapaletas?