6 de mayo de 2011

Osama Bin Laden


Yo me negaba a hacer cualquier comentario sobre ese señor, no apoyo ninguna causa por la cual se sacrifiquen seres humanos. Mi pensamiento estaba muy focalizado en escribir sobre otros temas, total pasado mañana es el día de las madres en esta Tierra de Gracia. Pero definitivamente voy a tener que decir alguito porque ya lo tengo hasta en la sopa.

Mi única referencia con dicho personaje (Bin Laden) está conectada con el mes de diciembre. Los venezolanos festivos para distraerse en navidad (y matarnos de un susto al resto de la nación) encienden a diestra y siniestra un dispositivo de un cuarto de kilo de pólvora, que cuesta casi un ojo de la cara (sin alusiones con el difunto). Cada vez que explota una de esas bombas de ingenio chino, yo pregunto ineludiblemente agarrándome el pecho con las manos “¿qué fue eso, golpe de estado?”, y recibo categóricamente la mismita respuesta “no chica, es un Bin Laden”. Así que el enfurecimiento que le tenía al fulano era muy grande porque si no me volvía sorda me iba a matar de un shock nervioso con las repetidas detonaciones. Vaya una manera de perturbar la paz navideña.

A partir del domingo pasado, justo después de la beatificación del Papa y del beso que selló la boda de Guillermo y Catalina, estamos siendo bombardeados en Venezuela (de noticias por supuesto!!) con el famoso ex miembro de Al Qaeda. No sé si esto está sucediendo en otros países pero aquí nos informan algo sobre ese señor TODOS LOS DÍAS. Por ejemplo, que a lo mejor no lo mataron porque no muestran las fotos; otros dicen que no van a mostrar las fotos porque lo quieren recordar lindo, exaltado, contento y vehemente, informando sobre nuevos ataques a las grandes potencias mundiales (con subtítulos). Algunas fuentes noticiosas aseguran que la muerte sucedió a manos del escuadrón de ataques especiales SEAL, otros que fue la esposa más joven de las tres que vivían en ese momento con él… porqué no aguantaba la situación ni un minuto más; las otras viejas del harem la tenían sometida. Ayer leí que hay un señor en Bogotá que es tan fanático de la celebridad que se viste, mueve, usa ametralladora de goma espuma y habla como el difunto pero con acento cachaco. Ya hay referencias de que reencarnó en un tierno gatico en Illinois y que ya está haciendo de las suyas con la familia que lo adoptó; imagínense que hasta lanzó a un San Bernardo por las escaleras de su nuevo hogar. Nuestro presi mientras tanto nos repite día y noche que los ataques a las torres gemelas fueron una animación hecha por computadoras para despistarnos (¿De qué?).

Flores para el efecto post Osama?

Olive para el agotamiento mental y físico que me produce el mismo discursito, me ayudará a recuperar mi energía.

Aspen para el temor ansioso que me produce lo que pueda pasar ahora que el notable terrorista esté en los jardines del Edén. Me ayudará a identificar la fuente de mi inquietud.

Mi abuelita decía que toda situación por negativa que sea siempre trae algo positivo. Leí en un periódico local que el señor Osama Pérez oriundo de Caracas estaba muy contento con lo sucedido; ahora cuando tuviese que entrar a los Estados Unidos no lo iban a detener como antes por las confusiones con su popular nombre. Kate, William!!! ¿Por dónde andan sus altezas reales?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario