31 de julio de 2011

Si de Diosas se trata

Para escribir mi libro sobre nosotras las mujeres que pronto saldrá al mercado mexicano, hice una investigación poco rigurosa y pseudo científica cargada de humor sobre el término DIOSA y sus amplias connotaciones.  Ya podrán imaginarse... le puse mi toque personal o mi versión de los hechos femeninos.  Como  “investigadora” me moví entre los campos que más conozco:  los arquetipos de la doctora Jean Shinoda Bolen,  los infomercials de la televisión por cable de nuestro continente latinoamericano y los personajes femeninos de Disney. 

No voy a meterme con la clasificación de la  aguda doctora Shinoda Bolen quien basa sus estudios en las míticas deidades glorificadas por los griegos, romanos, egipcios y culturas afines.  Tampoco voy a revisar a las diosas de los infomercials, esas las voy a traer al tapete en una próxima entrega.  Mi interés irreverente en este momento es revisar otro tipo de diosas o divas.  Aquellas de mis memorias infantiles y maternales, los prototipos de mujeres que marcaron nuestra cultura a través del cine con sello Disney. Esas versiones modernizadas, tropicalizadas y hasta tercer mundificadas de los cuentos de los Hermanos Grimm u otros escritores/recopiladores importantes.

La  indomable (mi imaginación) hizo una ejercicio reflexivo para tratar de entender las razones por las cuales las mujeres, no importa el país de donde procedamos, podemos, sin afán de generalizar, copiar modelos  icónicos tanto personales como de emprendimiento comercial. Por ejemplo, voy a revisar aquí los hechos de esas gloriosas heroínas de ensueño y los prototipos que nos dejaron para la posteridad.  Blanca Nieves se casó con un mudo, para evitar reclamos o críticas hacia ella, muy inteligente de su parte. Ese señor no dijo ni pio en la película que yo recuerde.  Los únicos que hablaban eran los enanos.   La Cenicienta, trabajó con las primeras versiones de Dancing with the Stars y en un modelo de calzado exclusivo para bailar salsa casino sin cansarse.  La Bella Durmiente, impulsó una marca de colchones sin resorte y pastillas para conciliar el sueño sin efecto residual.  Bella, planeó una nueva forma de intervención a través del Coaching personalizado para domesticar bestias. La Sirenita, impulsó una nueva línea de trajes de baño tipo tankini, resaltando la parte superior del cuerpo.  Jazmín,  fue la precursora del belly dancing para bajar de peso y  fundadora de los hoteles de alta rotación llamados Aladino.  Pocahontas fue la pionera de Green Peace y causas ambientalistas /autóctonas. Fiona,  dio las pautas para la aplicación de la terapia ocupacional y de dificultades en adaptación a nuevos ambientes. Estuvo pensando en tratamientos cosmetológicos para desmanchado verde de la piel pero no consiguió patrocinio en ese ramo. Tengo muchos ejemplos más pero no me da tiempo de nombrar a todas las famosas y sus iniciativas/ enseñanzas.

Todas las mencionadas buscaron, encontraron o fueron encontradas por un príncipe o un semi “príncipe” que las hiciera felices.  Bueh!! Pocahontas fue una excepción, ella empeñadísima siguió a John Smith a Inglaterra y pasó más trabajo que gata ladrona. Pero después resolvió el asunto enseñando y comercializando mercancía étnica.  El punto que quiero hacer es que por supuesto podemos tener muchas fantasías en la vida y  también ideales sobre el hombre perfecto. Sin embargo, eso en ningún momento implica que seamos nulas … le echamos un camión de ganas y creatividad a la vida. Tenemos ejemplos de sobra en toda la región.  Capacidad es nuestro lema!!!

Flores para las Diosas?

Oak para las luchadoras insignes que lo hacen por razones personales y que se agotan hasta enfermarse.  Les dará la posibilidad de reconocer sus necesidades personales.

Elm para la sensación de agobio que se produce al tener que hacer muchas cosas a la vez.  Nos ayudará a jerarquizar y recuperar la confianza temporalmente perdida.

Vine para las aquellas quienes son jefes o cabezas de familia, nos ayuda a tener un liderazgo positivo.

Ah!! Se me olvidaba un detallito.  Cuando las diosas mueven la balanza hacia el lado negativo del espectro pasan a la categoría de brujas.  En esta categoría las damas pierden el glamour y  las capacidades mencionadas anteriormente, convirtiéndose en seres insoportables, perseguidoras, celosas, criticonas. También pueden revisar el chat /computador/ teléfono celular de cualquier otro ser humano de su núcleo cercano, entre algunos de los atributos más notables.  En ciertos países estas damiselas llegan a tener diferentes apodos que pueden ir desde el de villanas hasta serpientes, pasando por el de malvadas hasta el de engendro de panteras.  Yo estoy segura que usted no cae en esta denominación sino en el primero, el de Diosa ¿cierto?

3 comentarios:

  1. maravilloso Marielena ! humor al frente, como debe ser !

    ResponderEliminar
  2. Buenisimo!!!. La mayoria espera y depende en cierta medida del principe, lo que en nuestros dias ya no se da. Quizas por eso las Diosas se transforman en Brujas y Holly lo resuelve!!!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantó, me gustaría leer tu nuevo libro. Espero que llegue a Argentina o a Ecuador, allá me voy en octubre.

    ResponderEliminar