24 de septiembre de 2011

Feliz cumpleaños Dr. Bach


Tal día como hoy en el año de 1886 (un año después que mi abuelita) en un lugar llamado Mosley, Inglaterra nacería un hombre que cambiaría la forma de ver la medicina.  Él veía a la persona, a ese otro y a sí mismo, a través del código ALMA-MENTE-CUERPO. 

Antes de estudiar medicina trabajó en la fundición de metal de su padre; luego se gradúo de médico en 1912.  Su preparación académica en el área médica se puede catalogar como una formación ortodoxa. Trabajó como médico de emergencias, en inmunología, patología y bacteriología en el Hospital de University College de Londres. El Dr. Bach hizo estudios en todos esos campos, y si quisiéramos buscar una relación podríamos hacerlo con el enfoque médico llamado Psiconeuroinmunología. Le intrigaba la enfermedad crónica y su posible relación con un tipo de bacterias que proliferan en los intestinos humanos. Comenzó a trabajar sobre estos fenómenos de la manera que académicamente conocía, tal como había sido enseñado en la universidad y en sus especializaciones.  Su trabajo en el área de bacteriología fue muy reconocido, pero él no se sentía satisfecho con los resultados que obtenía con esa forma de trabajar. Muchas evidencias, información y data fueron recopiladas como parte de su desempeño como investigador.  Hizo entonces contacto con la homeopatía y se fascinó ante la idea que Hahnemann, fundador de esa disciplina médica,  presentaba “el paciente es el factor más importante de su curación”.


El descubrimiento de los remedios florales le llevó siete años de trabajo. En un principio las preparó utilizando los principios homeopáticos, probablemente esa sea la razón por la cual muchos usuarios de las flores tiendan a extrapolar algunos de esos principios a las flores tales como su toma cerca de las comidas, la utilización de menta y café. Sin embargo, esos cuidados homeopáticos no son aplicables a las flores. Durante estos siete años fue cambiando la estructura organizativa de los remedios florales hasta que concluyó en un sistema taxonómico de siete categorías emocionales con millones de combinaciones posibles.


La propuesta fundamental del Dr. Bach está dirigida a trabajar con la persona, no con la enfermedad; en trabajar con la causa no con el efecto.  Así pues cada una de los remedios florales trabajan un estado emocional negativo llevándolo a un estado de equilibrio para la persona quien está afectada no transformándola en alguien que no es, simplemente llevando la emoción a un estado de equilibrio para sentirnos bien. Bach decía que el cuerpo era un espejo el cual reflejaba nuestros pensamientos. Esta propuesta no busca suprimir emociones, busca incrementar estados de conciencia sobre la situación específica que vivimos para que podamos trabajar sobre ella.  Se trata de aprender, de inteligencia emocional.  Su sistema es simple y a la vez profundo por su sencillez.

Su epitafio dice: "Siempre estaré entre ustedes".  Gracias Dr. Bach, aunque no esté presente en cuerpo para celebrar este día especial celebraremos su legado cantando cumpleaños feliz en muchos idiomas!!!!


Si quieres conocer con más profundidad sobre este trabajo te invito a leer mis libros: Gota a Gota 39 pasos para una salud emocional con las flores de BachFlores de Bach: Manual Práctico de Remedios Florales. 


Nota: Foto de la lápida fue tomada por mí en el cumpleaños del Dr. Bach en 1998, cuando finalicé mi Nivel 3 en el Bach Centre, Brightwell-cum-Sotwell, Inglaterra.  La imagen del pastel de cumpleaños es cortesía de internet.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario