30 de enero de 2012

Damas de Hierro

Así como existen las reinas del drama también existen las damas de hierro.  Esta categoría no es excluyente de la previa, quiero decir, se puede ser  dama de hierro y tener matices o comportamientos  ocasionales  de primera actriz de telenovela. 

Las damas de hierro son féminas echadas para adelante, de bajo mantenimiento, le han echado y le echan un montón de ganas a la vida, estudian, trabajan, son independientes, no se paran ante obstáculos, laboran aunque estén enfermas, ponen todas sus fuerzas en levantar a su clan, son infatigables artífices (a veces trabajo adictas) y benévolas miembros de su familia.  Vienen en formatos variados: ejecutivas, profesionales, atletas, comerciantes, amas de casa, dependientas de tiendas, nanas, estudiantes, entre otros muchos más. No vienen en latas, ni en cajas, tampoco en sobres  ¿Suena interesante, verdad?  Si,  no hay duda.  Sin embargo, no es tan “suave” ser una dama de hierro. Estos especímenes en sus roles más conocidos de madres, abuelas, tías, sobrinas, hijas, novias, esposas desarrollan fuerza a pesar de las circunstancias que les toca vivir y no reconocen sus necesidades personales.  Como resultado final podrían  enfermarse, morir  en el intento de desempeñar su competencia, ser abandonadas por sus amados en el medio del camino, o tener dificultad para ser seleccionadas como parejas.

Justamente sobre este último punto, una gran cantidad de damas que asisten a mi consulta me cuentan el siguiente lugar común. Les gusta un prototipo de príncipe, se hacen amigas o en venezolano panas, realizan actividades conjuntas, van a fiestas, comparten intelectualmente, tienen sexo;  los caballeros encuentran estás cualidades afrodisiacas.  Pero a la hora de la selección los hidalgos señores se van por otro tipo de damas, quedando ellas como loro caminando en piso de cemento, desubicadas además de tristes y solas. Estas conductas de ser mujeres independientes, orientadas al logro y auto-motivadas pueden ser  aprendidas, otras veces vienen  genéticamente con nosotras.  ¿Quién ha visto europeo inmigrante flojo? Nadie. Las niñas de esas familias lo ven y aprenden el ejemplo, lo llevan en la sangre.  Solo hay que mirar hacia atrás para entender  si somos damas de hierro y de dónde viene ese atributo emblemático.

¿Cómo se explica esto? Todos, tanto hombres como mujeres, tenemos un lado masculino y femenino dentro de nosotros.  Los orientales lo conocen como el yin y el yang.  Lo ideal sería un balance total entre ambos.  Sin embargo, algunas personas no lo desarrollamos equilibradamente, va a depender de las circunstancias que “nos toca” vivir.  Si a una fémina le toca levantar la familia, trabajar debido a que es la única fuente permanente de sustento en su casa,  tiene la responsabilidad de ser la oveja blanca del grupo (a la negra ni le interesa esforzarse), desarrollará el lado de Adán sobradamente. Igual pasa con los hombres, pero como estoy hablando de las damas de hierro no voy a elaborar sobre el lado femenino de ellos. Seguimos,  cuando esta Eva  vestida de herraduras se trata de relacionar con el príncipe se hablan de tu a tu, de amigo a amigo.  Pero el príncipe quiere una novia no un pana, no quiere sentirse amedrentado por una mujer tan fuerte. ¡Zúas!!!  Se busca una que lo complemente no que lo intimide, aunque después se le convierta en un tormento.  Aclaro, ser echada pa’lante no es malo.  Lo que sería mejor es seguirlo haciendo pero sin tanto esfuerzo, desgaste y sufrimiento, sin ahuyentar a otros, estableciendo relaciones cálidas y prósperas con la gente que nos rodea incluyendo aquí la de potenciales candidatos a la presidencia de nuestro corazón.

¿Flores para las damas de hierro?

Vine si somos de las que marcamos el camino a seguir con autoridad, incluyendo que vamos a comer como grupo, para dónde vamos, qué película vamos a ver; nos ayudará a suavizar nuestro liderazgo e incluir a los otros.

Oak si somos trabajadoras insignes que no tomamos descansos y por lo tanto el compartir no se nos da espontáneamente; nos ayudará a respetar nuestras necesidades personales y así acercarnos a otros.

Water Violet si preferimos hacer todo solas, no necesitamos que nos ayuden, si nos cuesta participar en actividades grupales, si somos medio ermitañas.  Nos ayudará a establecer relaciones cálidas y a pedir ayuda cuando así lo requiramos.

Leí en estos días que las hermanas Williams, las famosas tenistas, declaraban que no tenían suerte en el amor. También leí, a raíz del estreno de la película, que Margaret Thatcher era una incomprendida en su tiempo.  Ellas son íconos de damas de hierro, de mujeres Alfa.    Si se identifica con las damas de hierro conéctese con sus emociones, permítase ser no perfecta, practique pedir favores y asistencia cuando lo requiera, ponga en uso su fuerza interna para abrirse al mundo y experimentarlo con otros ojos.  Como le escuchaba decir a un amigo   ¡Déjese querer caramba!!!

25 de enero de 2012

Reinas del Drama

Las damas latino americanas tenemos reputación de ser reinas del drama.  Pienso se debe a la fama creada por las películas de Libertad Lamarque y María Félix como flamantes exponentes del género.  Ya fallecidas las doñas y casi desvanecido su recuerdo para los más jóvenes, las telenovelas o culebrones han mostrado lo que se requiere en todos los países hispano parlantes para ser un buen prototipo melodramático, algo así como el perfil profesiográfico para un posición ejecutiva en una importante empresa trasnacional.

Pero no nos engañemos, esos especímenes no son ajenos a nosotras. En algún momento en nuestras vidas, en toda mujer que se respete…. ha surgido la pequeña actriz de la Ilíada que llevamos por dentro, bien en empaque de princesa, reina, duquesa, marquesa, hada madrina, o mucama.

¿Cómo se comportan estas majestades reales?  Se centran en sí mismas y sus necesidades, son muy sensibles a todo y extremadamente emocionales en sus respuestas. ¿Objetividad, solidaridad?  ¡Para que! Lo de ellas es voracidad, individualismo. Piensan que sus crisis son las mamás de todas las crisis, y todos a su alrededor voluntariamente o no deben tomarlas en cuenta. Si las amistades o personas cercanas pueden adoptar esas crisis como mascotas mejor todavía.  Necesitan que sus prioridades sean las prioridades de todos.  Estas féminas son maestras en crear tensión y discordia por donde pasan. Crean escenas y perturbaciones en diferentes escenarios: hogar, trabajo, amistad, territorios neutrales (supermercado, salas de espera, peluquería).  Aunque desde afuera pareciera fascinante observar sus conductas como modelo de estudio para un Ph.D, estas damas pueden realmente tener problemas laborales pues su situación personal permea todo, las aleja de sus objetivos profesionales, se hacen muy egoístas en sus relaciones de pareja, los hijos sufren de falta de atención y las amistades terminan sacándoles el cuerpo.  

Si usted está cerca de una reina dramática o si se reconoce como tal (¿quién yo?) establezca los límites necesarios para vivir y no alimentar esas conductas.  Si su mejor amiga, mamá, sobrina, tía o amiga del alma le llama llorando histéricamente por favor no abandone lo que está haciendo por correr a socorrerla, a menos que la vida de su alteza real esté corriendo peligro.  Recuerde que la sobre reacción emocional es parte del guión de vida de esa señora.  Permítale apreciarse a ella misma como persona con sus estados emocionales atómicos a ver si se soporta.  Eso la ayudará a confrontarse con ella misma en su propio espejo y usted experimentará un poquito de paz.  Si siente que necesita volar como ambulancia en emergencia a rescatar a las desventuradas emperatrices, cuente hasta treinta antes de socorrer. Analice si su intervención vale el esfuerzo o  si va a cambiar el panorama.  Cuando nos damos cuenta del torbellino que creamos y del cual participamos, ya estamos moviéndonos hacia acciones concretas. Podríamos (y podemos) redirigir ese tiempo, energía y recursos para alcanzar metas, proyectos y sueños beneficiándonos. 

Si a usted le parece que algunas de sus vivencias rayan en lo dramático, si su pareja, hijos y conocidos le dan indirectas sobre el tema.... no está mal el contemplarse objetivamente. De repente encuentra un poquito de María Félix que puede ser mejorado a su favor sin maquillaje ni cirugía cosmética y podría convertirse en un hibrido de Charlize Theron con la Mujer Maravilla. 

¿Flores para el drama?

Chicory si usted necesita que le presten atención como usted quiere que otros lo hagan y al tiempo que usted establece, todo en nombre del amor / amistad.  Le ayudará a sentirse más querida e incluída aunque sea de una manera diferente.

Willow si se siente víctima de los otros, del destino y se lamenta amargamente de lo que le pasa.  Le ayudará a pasar la página y a tomar las riendas de su vida.

Heather si busca compañía para no sentirse solita y le cuenta a todos sin distinción su vida, obra y milagros.  La ayudará a ser mejor compañía y a compartir espléndidamente con otros.

Cuando en algún momento sienta que puede estar como Abigail la dama de la telenovela, llámese a sus cinco sentidos al unísono rápidamente.  Nadie está exento a sazonar la vida con una pizca drama, lo importante es no quedarse en pegado en ese punto. No vale la pena maltratar a nadie ni a uno mismo consciente ni inconscientemente. Lo cortés no quita lo valiente. La felicidad se produce desde adentro nadie nos la da. ¡Arriba Laureano Márquez, Emilio Lovera y Andrés López!!!

Nota de Marielena: Aunque dicen que solamente somos las latino americanas yo los invito a ver Grey's Anatomy, Sex and the City, Felicity, Dawson's Creek, Marilyn Monroe, las Kardashians, entre otras muchas divas. ¡Después me cuentan si la cosa dramática corre solo en la sangre latina!


22 de enero de 2012

El Año del Dragón

Si por casualidad sus propósitos de año nuevo ya se han visto disminuidos para esta fecha no se preocupe, en su lugar ocúpese.  El lunes 23 de enero es el Año Nuevo Chino y tiene otra oportunidad para reinventarse como lo conversamos hace poco en esta página (¿Se acuerda? El Arte de Reinventarse ¿Nuevos Propósitos 2012?).

Este año se celebra el dragón, ese ente fantástico de la Bella Durmiente, de Shrek y de otros cuentos de hadas de mi niñez, porque ahora todo es más galáctico, tecnológico y de ciencia ficción. Ese ser es un híbrido entre serpiente y dinosaurio, con alas, que echa fuego por la boca cuando no usa enjuague bucal o cuando se molesta por algo o alguien.  El dragón es la única criatura mitológica de este calendario oriental y se asocia con fuerza, salud, armonía y buena suerte. Los demás signos son animalitos de verdad.  Si se fija bien en fotografías y folletos turísticos, o si va a un restaurante chino en su localidad, los colocan encima de las puertas o encima de los techos.  Su función es desterrar los demonios y los espíritus malucos. En la antigua China el dragón era considerado el guardián de los tesoros y la sabiduría.  Es un signo Yang, es decir que tiene fuerza masculina.  ¿A qué viene todo esto? ¡Simple!! Tenemos otro chance más para ponernos al día con nosotros mismos aunque la línea del tiempo sea imaginaria.  Recuerde que su cerebro en estado de estrés produce voces.  A lo mejor ya usted estaba hablándose con la punitiva, o con la de desesperanza. Es la oportunidad de probar nuevamente a su favor. Todo esfuerzo vale.

Es más le voy a dar otro dato….. Si el dragón le falla tiene otro momento más en febrero que es el año nuevo Tibetano. No tiene excusas para no intentar estar mejor con usted mismo. El Losar (así se llama) se celebrará entre el 14 de febrero y el 4 marzo siendo los tres primeros días los más importantes. Tras los primeros días de la luna creciente del mes de Febrero y hasta la luna nueva siguiente, convergen todo tipo de celebraciones y prácticas para dar la bienvenida al año creando óptimas condiciones para todo el mundo y multiplicándolas por 100.000.Casi como el Kino o el Super Gordo de la lotería.  En esta celebración Tibetana la liebre de metal será la diva.  ¿Va a perder ese mango bajito? Nunca antes había tenido conscientemente tantas oportunidades para reinventarse. Note como los asiáticos están en el tema de contrarrestar las predicciones Mayas para que usted tome las riendas de su existencia.

Cargue sus baterías, estas conmemoraciones de años nuevos son las mejores excusas para mantenernos en el buen camino en todos los sentidos.  La vida es una aventura maravillosa….sin embargo, de usted depende.

¿Flores para los nuevos años nuevos?

Gentian si se siente que los obstáculos lo tumban, le ayudará  a superar la desilusión y el desánimo.

Cerato si necesita pedirle consejo a los demás si debe celebrar el año del dragón, de la liebre de metal o si se inventa su propio signo.  Le ayudará a creer en su propio juicio.

Chestnut Bud si siente que siempre cae en las mismas situaciones y no aprende de sus errores.  Le ayudará a establecer patrones de atención y salir de eso que usted llama “Karma”.

Yo acabo de revisar mi signo zodiacal chino…soy serpiente ¿será una simple casualidad? ¡Felices Años Nuevos!! Nos sobran oportunidades, a utilizarlas pues!!!

Les dejó una fotico de un dragón de hielo conmemorativo del Año Nuevo Chino en el Centro Cultural Chino de Calgary hoy en la mañana.

La imagen de esta entrada es cortesía de internet.

15 de enero de 2012

Bájale tres

Sigo con mis artefactos imaginarios para explicar situaciones emocionales. En esta oportunidad la estrella será el estresómetro cuyo objetivo es  medir el volumen de alteración física-mental-emocional que generamos y sentimos cotidianamente. Me inspiré en este dispositivo luego de recibir una nota de una joven abogada contándome que se sentía muy ansiosa, tensa y angustiada debido a su trabajo en un prestigioso bufete en la ciudad de Caracas.  Además mencionaba estar muy asustada por la situación electoral que atraviesa Venezuela. Su tensión era tal que no podía controlar los nervios. Según ella se sentía en crisis, pasaba de la ira al llanto, no dormía, vomitaba, se le estaba subiendo la presión arterial, comía desesperadamente, su libido estaba en cero.  Como ella hay montones de personas en el mundo que están pasando por situaciones difíciles a nivel laboral, personal, familiar. Coyunturas que están afectando sus vidas.  El estrés es ese estado emocional producido endógenamente cuando estamos ante obstáculos reales o imaginarios y/o  confrontamos o convivimos con personas que nos drenan. Todos en algún momento hemos sido afectados por él.

Cuando estamos bajo estrés tenemos dos formas de responder: a través del mecanismo de supervivencia y a través del  mecanismo de adaptación.  El de supervivencia se debería activar esporádicamente; sin embargo, debido a la vida que llevamos, llena de preocupaciones reales y a veces solo pensadas, se nos “enciende” con mucha frecuencia.  Por ejemplo, a lo mejor está usted tranquilito en su casa viendo la tele. Está disfrutando del noticiero de la noche, justo antes de dormir, con abundantes noticias sobre desastres naturales, conflictos bélicos, cambios climáticos, devaluación de la moneda, problemas económicos y políticos del país, o simplemente en el medio de un comercial le viene un recuerdo de una pelea con su pareja, o se percata que no le alcanza el dinero para pagar la renta. Comienza entonces a tejer pensamientos, se disparan los diálogos internos, ideas sostenidas y conversaciones negativas. Inmediatamente se producen emociones, se activa la amígdala en su cerebro, el hipotálamo pone en marcha el sistema de defensa y protección.  Su cerebro no tiene como distinguir si le viene a atacar un fundamentalista islámico o si solo está pensando en algo negativo. Igual en ambas situaciones producirá adrenalina, noradrenalina y cortisol que le ayudarán a sentirse horriblemente, cambiando la bioquímica corporal.  Un pensamiento o una preocupación pueden inyectarle vida o matarlo sentadito mientras ve cándidamente CNN en español.  Esta es la razón por la cual montones de expertos en salud nos evangelizan sobre la importancia del pensamiento positivo, del meditar, del hablarnos quietamente; esto no solo es un tema de “paz y amor universal”, es un recurso para el bienestar.  En el modo de supervivencia nuestro corazón se esfuerza 5 veces más de lo normal, nuestro aparato digestivo no tiene suficiente sangre para trabajar, producimos gases y reflujo gástrico,  el colón se irrita,  la piel pierde lozanía, se cae el cabello, nos sale caspa, nos arrugamos, nos da dolores de cabeza, nos da gripe, se afecta el sistema inmunológico, se tensa nuestra musculatura ¿Quieren más? Es casi una maldición gitana. 

La respuesta de adaptación ante el estrés es la que idealmente debería activarse con más regularidad.  Con ella la sangre llega a la zona pre frontal de nuestro cerebro  y nos permite ante la incertidumbre ser más creativos, prestar atención, abrir nuestras perspectivas y aprender sobre patrones en entornos nuevos. Gracias a ese tipo de respuesta salimos de crisis, contemplamos alternativas, evolucionamos, construimos.  Es lo que necesitamos para adecuarnos a un mundo que exige claridad mental y capacidad para aprender. Algo como el re inventarnos del que he hablado en otra ocasión.

¿Cómo entonces podemos leer esto? Si un niño está estresado en la escuela, o usted en su trabajo o con su suegra va a interpretar las situaciones como amenazas y responderá como tales, terminando finalmente decaído. Nuestro discurso mental tiene poderes extraordinarios para cambiarnos físicamente… sanándonos o matándonos (no exagero, conozco muchos casos).  Es importante mover nuestra atención de lo que nos preocupa, cambiar el enfoque, darle una pausa al cerebro, aunque sea mirando una pared. Todos podemos pasar por un mal momento pero no todos somos fundamentalmente nubes negras. Escuchar discursitos negativos propios y ajenos afecta inconscientemente la manera como percibimos el mundo, nuestro mundo. A veces somos muy duros con nosotros mismos.  Las heridas que nos infringimos emocionalmente a nosotros mismos y a otros requieren mucho esfuerzo y trabajo para repararlas.  En ocasiones estresantes nos hablamos con tres tipos de voces.  Con  la voz de la desesperanza, nos decimos que no hay salida.  Con la voz de la sumisión, nos decimos que si hay salida pero no la vemos.  Con la voz punitiva, nos decimos que si hay salida, la vemos pero no la merecemos.  Hay que ser cuidadosos, amables, impecables con nuestras palabras (como dice Don Miguel Ruíz en los Cinco Acuerdos,  que antes eran cuatro) y con los pensamientos que producimos.  Así que a bajarle tres al estresómetro.

¿Flores para sentirnos mejor?

Rescue Remedy si estamos en crisis y no podemos agarrar mínimo bajo ninguna circunstancia.  Nos va a ayudar a sentirnos enfocados.

White Chestnut para acallar el discurso tipo cadena que nos martiriza.  Nos ayudará a tener paz mental.

Willow para salir del sentimiento de que somos objeto de todo lo malo que pasa en la vida, nos ayudará a pasar la página.

Gorse si hemos perdido la esperanza.  Nos ayudará a tener certeza ante las situaciones de vida.

Si de algo sirve, mi abuelita decía que después de una noche terriblemente oscura siempre salía el sol.  Siempre hay luz al final del túnel. A lo mejor no es el tipo de bombillo que estábamos buscando sino uno de los ahorradores chinos que están de moda, pero es el que nos ayudará en el momento a salir de las profundidades de un desconsuelo. Piénselo… hablarnos bien y en positivo nos da buena vida.
Para ayudarnos, les dejo este video que me encanta:

10 de enero de 2012

¿Tienes dañado el quimicómetro?


Se me ocurrió escribir sobre este tema pues justamente en estos días me encontrado con varias conocidos que me han manifestado que la química que sentían con alguna persona en sus vidas se había desvanecido. Al escucharlos pensé en mi misma. Pasé las festividades navideñas con mis dos hijos y sentí una diferencia en los afectos. Había una peculiaridad en la interacción, no era la misma de sus años más mozos.  Las personas que me inspiraron para este post me hablaban de pareja, amigos, jefes e hijos.  Manifestaban que el quimicómetro (aparato que acabo de inventar en este instante, cuyo propósito es medir la conexión especial en las relaciones) se les había fundido. 

Me relataban que al perder esa alquimia emocional se les había ocurrido reflexionar sobre sus experiencias previas, su pasado. Con mucho respeto, creo que ponerse a analizar tiempos remotos en búsqueda de claves tales como experiencias tormentosas en la niñez, o si uno martirizó a otra persona sin darse cuenta, o nunca nadie le dijo que lo quería, o su papá salió a comprar cigarrillos y nunca regreso, o lo escondieron en un closet privándolo de amor, eso no funcionará. Tampoco echarle la culpa a la mamá porque se divorció, o al papá porque trabajaba durante el día como oficinista y era guachimán (vigilante nocturno en venezolano) para redondear el sueldo y no nos acurrucó. Es preferible cambiar el enfoque pasado por el del ahora.  Me explico, en lugar de preguntarse los porqués y razones de las penas que generaron estados emocionales negativos como duelo /desesperanza es más saludable, desde todo punto de vista, fijarse en el cómo puedo hacer para sentirme mejor y reparar el quimicómetro mencionado en el párrafo anterior.

Dos jóvenes féminas me relataron una “misma” situación en dos geografías diferentes. Estaban cautivadas románticamente con alguien y luego de varias citas… ¡puff!  Se esfumó el individuo.  Aquí va mi reflexión: una cosa es la química de nuestra ilusión y otra la química real que se da entre las personas.  No es raro confundir lo bien que nos fue en un encuentro (real o virtual) con el potencial candidato tomando en cuenta la atención que nos prestó, con lo que esa persona realmente pueda estar sintiendo.  Suponemos que si nos prestó atención una o varias veces quiere algo con nosotros (incluyo damas y caballeros aquí), incluso hasta establecer una relación.  Sin embargo, todas esas son elucubraciones, especulaciones. Estamos dándole significado a muy poco contenido o sustancia, en otras palabras… estamos creando una fantasía. La química entre dos personas no está basada en “magia” sino en la sensación de seguridad e intimidad que se crea a través de un tiempo determinado.  Las damas en todas sus presentaciones (madre, novia, esposa, hermana, tía, abuela) tendemos a invertir grandes cantidades de tiempo adivinando al otro, presintiéndolo, pensando si no funcionó la cosa ¿qué pasó aquí? ¿Por qué no prosperó esta relación?  Hacemos trabajos detectivescos para predecir a los objetos actuales y potenciales de nuestros afectos.  Déjenme decirles esto, los hombres son más sencillos que las mujeres… simplemente les gustamos o no les gustamos, están de acuerdo o no están de acuerdo.  Se ahorran el sufrimiento.

El amor, la pasión vienen desde adentro hacia afuera, no los produce ni enciende otra persona. Ambas emociones salen a flote cuando se siente confianza y seguridad en ese otro.  Si usted siempre siente química pero las relaciones no se desarrollan siéntase afortunada. Es un buen momento para saber qué y cómo se acerca a otras personas.  Imagínese una relación con alguien que no la corresponde. ¡Fatal!!! Solo sería una fuente sufrimiento.

En el caso de los hijos, el amor es como la energía…se transforma no se destruye. Los míos ya tienen otros intereses y vidas propias, son independientes.  Es una ilusión pensar que van a ser iguales a cuando eran pequeñitos y giraban a mí alrededor como los planetas en torno al sol.  Hay química sí, pero se establece y balancea en otro tipo de ecuaciones. Afortunadamente los amigos, la pareja, los jefes podemos seleccionarlos, no así la familia. 

¿Flores para optimizar el Quimicómetro?

Clematis si fantaseamos y queremos en nuestras vidas al caballero blanco montado en su corcel que nos va a llevar a la felicidad eterna, o si soñamos con la relación perfecta.  Nos ayudará a poner los pies en el piso de la realidad.

Chicory si nos sentimos no correspondidos y queremos que nos amen como nosotros amamos.  Nos ayudará a entender que cada quien tiene sus propias maneras de expresar el afecto (está en nosotros aceptarlo o no).

Willow si nos sentimos vejadas, humilladas, maltratadas, victimizadas por el objeto de nuestros afectos.  Nos ayudará a participar en nuestro destino.

Centaury si somos tan hipersensibles que decimos que si a todo sin tomar en cuenta nuestras necesidades y deseos.  Nos ayudará a decir NO cómodamente.

Así pues que a ponerse los anteojos de la realidad, puede doler al principio pero podemos salir premiad@s luego.  Tenemos muchos recursos internos para estar y sentirnos bien. Probablemente Frank Quintero hoy día tendría que actualizar la letra de su canción semi-erótica de los años 80  solo es química, química oh-oh.  ¿Tendrá dañado su quimicómetro?

Si quieres indagar más sobre este tema te invito a leer mi libro El Antimanual.

2 de enero de 2012

El arte de reinventarse ¿Nuevos propósitos 2012?

Aquí me encuentro, como todos los años, luego de haber pasado la línea imaginaria del tiempo que corta la vida en trocitos de 365 días con identidad propia.  Me imagino estos ciclos como una fábrica de salchichas, cada una de ellas lleva impreso el número del año correspondiente, algo así como el sabor de moda para el momento…la polaca 2011, la vienesa 2010, la maya 2012.  La que ya nos comimos (o el año que ya vivimos) tiene su gusto particular, pero el sabor que más apreciamos es el del embutido que tenemos en el plato en este preciso momento.

Siempre pensé que las resoluciones de año nuevo eran un cuento chino que nos contábamos para estar en paz con nosotros mismos, algo así como la confesión de los pecados y las promesas de ser mejores a partir de ese momento luego de los padrenuestros y avemarías correspondientes.  Pero ahora después de varias décadas vividas y de haber visto ayer 1 de enero de 2012 la película el Séptimo Sello (Ingmar Bergman, 1956) donde la vida es un juego de ajedrez sin reglas aparentes pero si presentes, pienso que el solo hecho de pensar en resoluciones de año nuevo ya es un gran paso de contabilidad personal, que vale la pena hacerlo aunque nos quedemos a mitad de camino tan solo a mediados de enero.

Opino que si creemos que necesitamos un cambio vale la pena intentarlo, no importa si es chiquito o grande.  Eso de atreverse de salir de nuestra zona de confort, cerrar puertas del pasado haciendo algo nuevo y cambiar la perspectiva de nuestra realidad vale todo la pena.  Nuestras creencias nos atan a situaciones que mantenemos como certezas de vida. A veces creemos que no tenemos lo que se necesita para realizar nuevos intentos o probar lo no probado.  No lo digo porque yo sea un genio, lo estoy aprendiendo cada día con el tema de re-aprender a caminar de nuevo.  Les cuento, en la fisioterapia me pidieron que me levantara haciendo una especie de plancha paralela al suelo.  Mi creencia inmediata fue “no puedo hacerlo”. Inmediatamente se me tensó el cuerpo, mi pensamiento se nubló, y sentí que me flaqueaban las piernas.  Hice lo que aconsejaban mi abuelita y mi mamá que eran unas sabias… respiré profundamente para “componerme” y echarle ganas.  Fisiológicamente cuando encontramos calma mentalmente hablando viene la serenidad, surge la idea, el pensamiento y el cuerpo se relaja. Me pregunté a misma ¿qué te estás diciendo para sentirte así mijita? Al estar más tranquila, me vino una idea… pensé que si colocaba los píes de manera diferente lo podría hacer y sorpresa…lo logré.

No quisiera dejarme interpretar incorrectamente.  Decir afirmaciones sin sentido o mágicas no van ayudarnos a bajar diez kilos en una semana sin hacer dieta o ejercicio, ganarnos la lotería, cambiar de trabajo, conseguir pareja o salir de ella, o tumbar al presidente de turno del gobierno. No estoy hablando de ese tipo de milagros.  A lo que me refiero es que cuando nos sentimos impotentes para lograr algo es porque tenemos una creencia que nos limita para usar un “nuevo” camino para resolver.  Yo tengo cantidades de experiencias personales de las que podría hablar en las cuales me he tenido que re-inventar a mí misma (tranquilos, no lo voy a hacer!!).  Toda transformación produce temores pues nos aparta de una zona conocida y cómoda, aunque no sea feliz, en la cual sentimos algún “confort”. ¿Un ejemplo? Los dichos “más vale malo conocido que bueno por conocer” o "más vale pájaro en mano que cien volando". Preferimos sufrir pero permanecer en un sitio o relación conocida.  Cuando nos definimos por un rol nos cuesta vernos fuera de él.  Se han escuchado pensando  ¿Qué va a pensar mi hijo de su mamá si yo hiciera……? ¿Qué pensaría mi jefe/ esposo/ hermano/mis alumnos/ vecino si….?  Muchas veces nos definimos por el papel que jugamos en nuestra vida cotidiana.  Las dificultades siempre van a estar presentes en la vida.  Lo importante es cómo las evaluamos y valoramos.  Si las vemos como una oportunidad muy probablemente encontraremos un camino ( o varios!!). Si las vemos como crisis, nuestra emocionalidad entrará en desbalance y tendremos toda la probabilidad de hundirnos en huecos negros y profundos.  Es justamente cuando caemos en esos callejones sin salida que comenzamos a hablarnos de manera negativa, enjuiciándonos.  Esas palabras abren gavetas o cajones experienciales y emocionales que crean abismales estados de ánimo no positivos que a veces puedes llegar a ser crónicos (¿han escuchado de personas deprimidas crónicamente?).

Ujúm, ¿A qué viene todo este discursito Marielena? Pues bien, vivimos de acuerdo a nuestra percepción de la realidad, no de acuerdo a la realidad. Lea con atención: su estado anímico puede ayudarle a lograr los propósitos de año nuevo aunque algunas personas se burlen de usted o simplemente no le crean. Intente, no importa que sea poquito, piense en lo que quiera lograr, haga su plan personal. Hay muchos  desinfladores de sueños por allí, ignórelos. Si lo pensó es porque tiene el deseo de cambiar algo en su vida, no se desanime ni se descalifique. El solo pensamiento de querer lograrlo habla de otra posibilidad diferente a la actual. Cada vez que usted se siente bien porque está relajado o porque tiene actividad física el neuro eje de su cuerpo y el montón de kilómetros de sus redes se expande y fortalece.  Esto a su vez cambia la constelación hormonal (neurotransmisores) en bioquímica positiva. Traducido en cristiano: se incrementará su bienestar. Imagínese, si esto es solo pensando… lo que podría lograr si realmente se mueve para lograr esos propósitos.

Esto no es un tema de auto ayuda ni nueva era, es una manera de reinventarse para estar mejor. No es convertirnos en quienes no somos ni aspirar ideales absurdos. Es aspirar a tener balance emocional para que salga a flote su verdadera naturaleza como decía el Dr. Bach.  De allí surgirá la energía, la creatividad para cambiar las experiencias de vida, la forma cómo vemos el mundo, nuestro mundo.  Pasaremos de ver la vida desde la óptica agresivo-pasiva de la resignación que inunda nuestro cuerpo con cortisol a la de aceptar que podemos intervenir desde nuestro pequeño  gran espacio personal a través de la aceptación, entendiendo qué es lo qué está sucediendo y tomando acciones para crear una nueva realidad personal.   Si se puede, si podemos… que se los diga yo que estoy caminando nuevamente.

¿Flores para la re-invención?

Wild Oat si no tenemos certeza sobre cuál es el rumbo a seguir en nuestras vidas, nos dará mapa, brújula y linterna ante las opciones posibles.

Wild Rose si estamos apáticos y resignados nos ayudará a sentir pasión, motivación y alegría de vivir.

Walnut para ayudarnos a transitar por nuevos rumbos, para hacer cambios y cortar con lazos que nos unen al pasado.

Nadie dijo que era fácil, pero nunca es tarde cuando la dicha puede ser buena.  A atreverse pues, mañana es tarde.  Felices propósitos, no importa que sean de a poquito a poquito, todo vale en este juego de ajedrez.

1 de enero de 2012

Deseos iniciales para el 2012


Leí una hermosa nota de una colega que ahora vive en Tenerife y quise compartirla con ustedes quienes sabrán apreciarla como yo lo he hecho.

Les deseo para el 2012 que tengan un año liviano y fácil. Un año con fiestas y celebraciones, con familia sana y contenta.  Les deseo tranquilidad y noches bien dormidas. 

Les deseo días de sol y sin ansiedad. Periódicos con buenas noticias y proyectos de paz. Les deseo muchos cafés conversados, libros bien leídos y trabajos bien hechos.

Les deseo un año con menos violencia y menos guardias de seguridad. Y más consideración con los que menos pueden o saben.  Les deseo muchos brindis por metas logradas y muchos amigos para celebrarlo.

Que sus cuentas de la farmacia sean por cosméticos y no por medicinas. Que nadie les moleste. Y que canten a grito pelado cuando vayan conduciendo solos... y por qué no también acompañados.  Y amor. Les deseo que amen. Y que sean amados, deseados, adorados y respetados.

Les deseo miel en la mesa, miel en sus decisiones y miel con los tragos amargos, sin que  tanto dulce afecte la silueta.

Que tengan un año con vacaciones, paseos y escapadas. Emoción.

Que no les falte ni les roben nada.

Y les deseo risas y carcajadas, de esas que hacen llorar... Risas tan fuertes que tengan que doblarse y cerrar bien las piernas para no hacerse pis. Risas diarias, risas espontáneas, risas por tonterías. Risas que ahuyentan miedos y que nos llenan de benditas arrugas.

Les deseo que no falten proyectos ni sueños, ni lugares a los que querer visitar y por supuesto que no falte con quién compartirlos.

Les deseo que no haya sustos por las profecías mayas, que el mundo siga girando, que tengamos paz, tranquilidad, recursos materiales y financieros, mucha alegría, cariño para dar y recibir, salud por cascadas, que se ganen la lotería, que los astros siempre estén con ustedes.  Todo lo mejor este año que comienza.