1 de enero de 2012

Deseos iniciales para el 2012


Leí una hermosa nota de una colega que ahora vive en Tenerife y quise compartirla con ustedes quienes sabrán apreciarla como yo lo he hecho.

Les deseo para el 2012 que tengan un año liviano y fácil. Un año con fiestas y celebraciones, con familia sana y contenta.  Les deseo tranquilidad y noches bien dormidas. 

Les deseo días de sol y sin ansiedad. Periódicos con buenas noticias y proyectos de paz. Les deseo muchos cafés conversados, libros bien leídos y trabajos bien hechos.

Les deseo un año con menos violencia y menos guardias de seguridad. Y más consideración con los que menos pueden o saben.  Les deseo muchos brindis por metas logradas y muchos amigos para celebrarlo.

Que sus cuentas de la farmacia sean por cosméticos y no por medicinas. Que nadie les moleste. Y que canten a grito pelado cuando vayan conduciendo solos... y por qué no también acompañados.  Y amor. Les deseo que amen. Y que sean amados, deseados, adorados y respetados.

Les deseo miel en la mesa, miel en sus decisiones y miel con los tragos amargos, sin que  tanto dulce afecte la silueta.

Que tengan un año con vacaciones, paseos y escapadas. Emoción.

Que no les falte ni les roben nada.

Y les deseo risas y carcajadas, de esas que hacen llorar... Risas tan fuertes que tengan que doblarse y cerrar bien las piernas para no hacerse pis. Risas diarias, risas espontáneas, risas por tonterías. Risas que ahuyentan miedos y que nos llenan de benditas arrugas.

Les deseo que no falten proyectos ni sueños, ni lugares a los que querer visitar y por supuesto que no falte con quién compartirlos.

Les deseo que no haya sustos por las profecías mayas, que el mundo siga girando, que tengamos paz, tranquilidad, recursos materiales y financieros, mucha alegría, cariño para dar y recibir, salud por cascadas, que se ganen la lotería, que los astros siempre estén con ustedes.  Todo lo mejor este año que comienza.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario