11 de agosto de 2012

Misión Marte



Ayer todo el día hubo un revuelo noticioso con el tema marciano. A mi desde niñita me daba miedo las películas y relatos de vida en otros planetas, de los ovnis, extra-terrestres y ciencia ficción.  No sé si es que el verde, color con el cual coloreaban a los seres de otras galaxias, me intimidaba o simplemente no combinaba con mi actitud.  En esa onda solo me gustaba el tío Martín de Mi Marciano Favorito, Mork el novio interplanetario de Mindy (el del nano-nano) y Alf aquel peluche color café que parecía un oso hormiguero de tamaño petite y con voz gruesa tipo Louis Armstrong.  Los más recientes de Avatar, los azules, no los vi para evitar sustos nocturnos.

El hecho es que Papa Dios nunca olvida a sus criaturitas terrícolas y menos a los venezolanos atormentados porque no consiguen Glucofage, Eutyrox, Harina Pan o Mazeite ,  a esos que se les va la electricidad a cada momento y tienen que esperar haciendo filas para todo.   A lo mejor el Omnipresente estaba pensando ecológicamente a nivel global,  que no cuidamos el planeta azul,  y está generando la oportunidad para establecer vida en el planeta rojo.  A lo mejor el Magnánimo pensó a nivel local que los venezolanos estaban cansados de hacer colas ante el súper mercado Bicentenario nuevo o  de que se les cayera la casa o la calle cada vez que llueve, ¡quién sabe!!  Ese señor de bata blanca y barba  frondosa tiene más recursos que David Copperfield, siempre trabaja de maneras misteriosas aunque no lo explique.  Tanto es que encomendó a la NASA con la nave Curiosity a investigar cómo se bate el cobre por aquellos lares galácticos.

Una vez que la curiosa Curiosity (segurísimo que es femenina) se establezca bien,  va a comenzar a buscar pistas para chismear aquí en La Tierra lo que está “capturando” por aquellos domicilios.  También está tomando datos para saber qué tipo profesiográfico de tripulación va a tener la tarea de explorar (qué condiciones físicas, mentales, emocionales, actitudinales).  La nave está estudiando los atributos esenciales con los que deben contar los  afortunados conejillos de Indias que conformarán el escuadrón conquistadores o colonizadores tipo Cristóbal Colón - La Santamaría and company.  Ese grupete si que marcará una revolución en la historia universal de la Vía Láctea sin temor al colesterol.   

En las últimas encuestas realizadas en la ciudad de Caracas por expertas compañías fantasmas aparecidas para los comicios electorales de Octubre, los venezolanos van ganando en los requisitos mentales y emocionales. ¿Las razones?  Simples mi querido Watson.  Manejo del tiempo con actitud estoica, sentido del humor para sobrevivir circunstancias inverosímiles. 

Permítame  clarificar cómo es la cosa. Para que Curiosity  llegara a Marte se tomó 8 meses volando entre asteroides y sorteando obstáculos.  Eso es más o menos lo que esperamos los venezolanos  cuando hacemos un trámite público o queremos comprar algo escaso como medicinas.  Un punto para mi gentilicio, dicen los encuestadores.  Una vez allá el artefacto tomó unas fotos que tardaron 14 minutos en llegar a la Tierra a través de una sonda.  De acuerdo a EncuestaVen.com, los venezolanos somos súper veloces twitteando cualquier cosa sobre todo si son de carácter irrelevante… desde el ojo virado de Diosa Canales, la salud presidencial, los chistes malos de Alicia Machado o la medalla dorada olímpica de Limardo (esta noticia valía la pena, que orgullo).  Vamos a la velocidad de la luz en ese aspecto.  ¡Otro punto para nosotros!!!

Tenemos madera para conformar parte de la primera expedición o las subsiguientes, esa es la actitud ganadora.  No me extrañaría para nada ver a las  venezolanas viendo a qué marcianas les convendría un nuevo par de implantes mamarios o enseñándolas a tomarse fotos para el perfil de Facebook desde arriba con una sola mano, o enseñando a las féminas del planeta colorado a escribir descripciones personales contundentes para las redes sociales,  a caballeros tratando de vender dólares en el mercado paralelo marciano, o a funcionarios gubernamentales introduciendo el concepto de Cadena Nacional durante la telenovela de moda Futurama o los juegos olímpicos siderales. Creatividad nos sobra hasta para el Planeta Rojo. ¿Será esta una campaña política subliminal y no me he enterado?

¿Flores marcianas?

Impatiens para aprender a manejar los tiempos marcianos que son diferentes a los terrícolas.

Beech para aprender a pasar los mensajes a la gente que estaremos invadiendo en son de paz sin criticarlos.

Clematis para darle estructura a nuestra ensoñación y no querer establecer La Sagrada Corona Terrícola por esos lares acabando con el Dorado de Marte

Un año marciano es equivalente a dos años terrícolas, los venezolanos estamos ya acostumbrados a esperar.  Abigail ¿vas a seguir?  ¡Es contigo Papa Dios!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario