22 de noviembre de 2012

Falta un mes!!!!!


Tengo una amiga que cada vez que me ve me hace la misma pregunta.  No le importa si tengo pareja, si tengo trabajo, si tengo comida. Su pregunta es…. ¿Qué voy a hacer el día final del mundo según el calendario Maya? Yo me pregunto ¿Porqué no será otro como el azteca, el inca o el romano?.  

La situación se ha puesto tan intensa que ahora me invita a ver unas películas de Discovery Channel ( "Planeta Feroz", "Las Peores Catástrofes de la Historia"), de NATGEO ("Segundos Catastróficos"), de HISTORY CHANNEL ("El Efecto Nostradamus", "El Armagedon de Da Vinci " y la serie “La Tierra sin Humanos”). En todas, de una u otra manera, se apaga el sol cual bombillo chino ahorrador de energía y todos nos ponemos azules tipo Avatar. Pues sepan de antemano que a mí no me queda muy bien el azul piel y las lycras pegadas como a Zoé Saldaña. 

Esas series me hacen recordar unas películas de hecatombes en mis años más mozos: Terremoto,  Incendio Fatal, Aeropuerto, El Planeta de los Simios, Armagedón y otras que ni me acuerdo del título sino de espantosas imágenes. Había una con conejos gigantes que no comían zanahorias, se comían a la gente. Yo que inocentemente creía que los lagomorfos eran herbívoros. La gente asistía a verlas atraídos casi morbosamente  para apreciar cómo nos íbamos a morir atrapados en un ascensor sin salida o achicharrados entre llamas, no del purgatorio precisamente más bien tipo quinta paila del infierno. Nunca hubo explicación sobre el metabolismo de los famosos conejos.

Volviendo al tema Maya, el temor por ese futuro impredecible no es solamente de mi amiga. He escuchado a otras personas con el mismo argumento en diferentes países y en distintos idiomas. Lo de mi conocida y otras personas obsesionadas con esta cuestión ya pasó de lo doméstico al plano universal, el de sustentabilidad del planeta, va más allá de simples referencias parroquiales para generar conversaciones y pasar el tiempo. 

Lo malo de estos temores mayas es que generan tal ansiedad que desbordan a la persona  quien los padece, contagiando a niños, hipertensos, diabéticos, apaches, mapuches o a cualquiera que se atraviese por el medio.  He escuchado a criaturas decir que no se van a casar o tener familia por qué no van a llegar a ser adultos… ¡susto!! 

Según los estudiosos sobre este tema antropológico, el ciclo largo del calendario Maya es 5.125 días y termina el 21 de Diciembre del año 2012.  Es decir en un mes. Precisamente el día antes de mi cumpleaños.  ¡No es justo!!!  ¿Porqué no buscar otra fecha para aguarle la fiesta a otro cumpleañero? ¿Qué van a hacer las profecías mayas con el pobre Capricornio que se estrena ese día? ¿Qué va a pasar con el intercambio de regalos decembrinos, el amigo secreto, mi ropa de estreno para ese glorioso día, las gaitas y los desayunos pascuales?  

Pero no entremos en pánico. El video de las profecías lo que dice es que se acaba un ciclo maya, el corto, no que se acaba el mundo (¿se había usted percatado?).  Cada 31 de Diciembre luego de las 12 de la noche no se evapora el planeta, simplemente se cierra un ciclo. Tanto es así que hasta propósitos de año nuevo hacemos de manera de comenzar llenos de esperanzas.  Así es que mejor dejen de estar pensando en cataclismos no vaya a ser que por Ley de Atracción de verdad generemos una calamidad la cual no vamos a poder arreglar fácilmente.  En su lugar vamos a preparar agasajos para inicios, no para finales de mundo.

¿Flores para la sensación de debacle?

Aspen para el miedo ansioso que no tiene explicación, ese que no podemos nombrar, que va asociado con los presentimientos y pálpitos.  Nos ayudará para que estemos tranquilos  y sosegados.

Red Chestnut para los temores por el bienestar  de las personas que amamos. Miedo a que nos caiga un meteorito encima y dejemos a la familia sin mamá, nos ayudará a ocuparnos en lugar de preocuparnos.

Rock Rose para el temor paralizante que hace que no reaccionemos, que nos quedemos pegados al suelo y ni siquiera podamos emitir sonido aunque intentemos.  Nos dará valentía serena para poder accionar.

El esposo de mi amiga, la de Discovery Channel, por su parte está feliz con la noticia del fin de mundo maya.  Me dijo que por fin se librará de pagar la hipoteca de la casa y de las deudas pendientes con la tarjeta de crédito, además no tendrá que aguantar más a su jefe. Ella por su parte está fajadísima construyendo un bunker. ¿Será que va a prepararme una fiesta de cumpleaños temática?



2 comentarios:

  1. Excelente Marielena, estoy en total acuerdo contigo, pienso que los mayas se les termino la piedra para seguir escribiendo.
    Recibe mis mas sinceras felicitaciones por tu cumpleaños en el dia de hoy.
    Y mi lema es: "El mundo se acaba para el que muere".
    Un gran abrazo
    tu ex-alumna
    Lidi Valentini
    Caracas-Venezuela

    ResponderEliminar
  2. Que curioso Lidi Valentini, pensamos exactamente lo mismo, palabra por palabra. Por un momento pense que yo habia hecho ese comentario y no recordaba cuando.
    Saludos a Marielena Nuñes, mi gran maestra de flores de Bach.

    Patty Salas Vargas.
    Monterrey N.L. Mexico.

    ResponderEliminar