28 de noviembre de 2012

¿Vivir sin darse cuenta?

Soy una seguidora de Quino desde jovencita.  Sus ilustraciones y mensajes son poderosos no importa la época en que se viva.  Esta particular caricatura de Mafalda me llevó a pensar en algunos remedios florales para manejar el querer vivir sin darse cuenta;  los cuales voy a compartir a continuación.

Agrimony sería la opción floral si ese querer vivir sin darnos cuenta se desprende del evadir la realidad en la cual estamos sumergidos .  Probablemente no nos guste confrontar y el manejo conflictos no se nos da fácilmente. Nos sentimos hipersensibles a lo que pasa a nuestro alrededor pero no nos quejamos o exteriorizamos sino que en su lugar aparentamos que nada pasa aunque por dentro estemos incómodos.  A veces hasta sonreímos y para quitarnos los pesares podemos recurrir al alcohol, el cigarrillo, la comida, el juego, u otras adicciones buscando no pensar. Este remedio floral nos ayudará a confrontarnos cómodamente con nosotros mismos y con los demás.

Wild Rose sería la opción floral si ese querer vivir sin darnos cuenta está basado a nuestra actitud ante la vida. Nos falta interés por lo que nos circunda. Pensamos que lo que nos pasa era lo que nos tenía que pasar, así lo planeó Papá Dios para nosotros y no hacemos nada por cambiarlo.  La situación nos parece orgánica, es decir natural a nuestra existencia.  A lo mejor porque pensamos que nos “tocaba” vivirla .  Respondemos resignados y apáticos, no nos movemos, pensamos que el eter cósmico proveerá.  Si nos sentimos así, Wild Rose nos va a ayudar a encender la chispa para involucrarnos en nuestra vida y disfrutarla.

Clematis sería la opción floral si el querer vivir sin darnos cuenta tiene como base el preferir vivir en un mundo de fantasía que a lo mejor es más cómodo que el mundo real.  Nos apartamos de los demás para disfrutar de esas ilusiones y nos separamos mentalmente de nuestro universo. Nos cuesta contactarnos con lo objetivo y lo concreto, construimos castillos en el aire.  Clematis nos va a ayudar a darle estructura a nuestros sueños con dosis de realidad.

Así pues gracias a Mafalda y a Quino tuvmos la oportunidad de explorar algunas emociones y remedios florales para concentrarnos y mejorar nuestra realidad conscientemente.

Y yo le pregunto amigo lector ¿Cómo quiere vivir, dándose cuenta o no?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario