30 de diciembre de 2012

Transiciones: Comenzando el año…como todos los años



No hemos finalizado el 2012 y comenzado el 2013 cuando estamos bombardeados de los propósitos de año nuevo. Libros, consejos, especialistas, rituales, tips, para comenzar el ciclo de estos venideros 365 días con buen pie. 

¡Ujúm! La misma historia de todos los años.  La ropa no nos sirve y pensamos en hacer una dieta que si va a funcionar esta vez, la vamos a acompañar de sesiones maratónicas de ejercicio, nos inscribiremos en un gimnasio al cual asistiremos una semana nada más, visitaremos al nutricionista, nos vamos a portar mejor con nuestros padres y nuestra pareja, vamos a ser más cariñosos y comprensivos, vamos a buscar un mejor trabajo, no vamos a postergar más nunca, vamos a ser más saludables, vamos a arreglar definitivamente el closet y las gavetas, vamos a deshacernos del montón de cosas inservibles que tenemos acumuladas, no vamos a dejar las tareas para el último momento, ahora si vamos a terminar la tesis pendiente para graduarnos, vamos  a cocinar más en casa, ahora si nos vamos a divorciar, dejaremos de comer dulces o comida chatarra, conseguiremos al príncipe azul, romperemos relaciones con esos que no nos valoran, no nos vamos a dejar afectar por lo que no vale la pena, vamos a buscar medios para hacernos ricos… y así la lista continúa, página tras página hasta hacerse infinita. Podemos fotocopiar la del año pasado, o la del anterior si nos cuesta pensarla y enumerar todo lo que queremos cambiar.   Los temas pueden parecerse o pueden diferenciarse de una persona a otra, pero esa bendita lista existe en nuestra mente o en un papel, llena de deseos, expectativas y propósitos por ser mejores o tener una calidad de vida cónsona con el ideal que nos hemos hecho de lo que es conveniente para nosotros.

Yo soy de las que piensa que el hecho de solo pensar en cambiar algo en nuestras vidas que no está funcionando o podría funcionar mejor es una buena señal.  Nos hace conscientes aunque seamos (o creamos) ser incompetentes para realizar acciones concretas. Es un buen primer paso.  No quiero significar con esto que hay que ser conformista, “dejado”, o esperanzado en fórmulas mágicas transformadoras de vida. Al contrario, creo en los pequeños pasos que llevan a transiciones estables o más duraderas.

Con el tema de la destrucción del mundo, tan anunciado por algunas personas que se basaron en una mala interpretación de la cultura maya, se me ocurre que podríamos utilizar la figura de un lienzo vacío para representar un nuevo comienzo. Ese tapiz a diseñar es nuestra vida.  Allí podríamos comenzar a esbozar o plasmar eso que queremos para nosotros. ¡Sin presiones por favor! Pero bien pensaditas para no seguir haciendo listas todos los años.

Las instrucciones para inspirarnos y comenzar a modelar ese cuadro podrían ser las siguientes según mí razonar:
  • Mirar hacia adentro: me refiero a “mi yo- conmigo- mismo”. Si, es@ mism@ que viste mi ropa y calza mis zapatos. Es@ que tiene talentos, dotes, fortalezas y áreas de oportunidad para no decir debilidades que resultan negativas.  Tan mala no puedo ser, he logrado cosas.  Tal vez no tantas como mi vecina, o la actriz de la telenovela, o mi prima Beatriz, pero si tengo algunos resultados buenos.  Tenemos que aprender a validarnos y a reconocer que aunque tengamos una lista infinita de cosas que queremos arreglar para estar mejor, no estamos comenzando de cero.
  • Mirar afuera: me refiero a quienes nos rodean.  La gente quien nos apoya, nos acompaña, los que nos critican, los que no nos aprueban.  Podemos nutrirnos de las experiencias con los demás para ser mejores, para ser agradecidos,  para desarrollar paciencia, tolerancia y aprender de nuestras vulnerabilidades.
  • Mirar hacia atrás: me refiero a todo lo que hemos avanzado en la vida con circunstancias a favor y en contra.  La Madre Teresa de Calcuta decía (traducción libre de Marielena) “Yo sé que Dios no me va a dar más de lo que yo pueda manejar…. Pero a veces se le pasa la mano y confía demasiado en mi capacidad”.  El solo hecho de ver quietamente lo que hemos avanzado en la vida, las batallas sorteadas y ganadas, lo que hemos aprendido de lo bien hecho y de lo mal hecho, los obstáculos vencidos,  ya nos da un inicio lleno de victorias…. Aunque usted se quiera azotar y apalear.
  • Mirar a hacia delante: me refiero a dónde queremos ir.  A veces perdemos la perspectiva, incluso en metas insignificantes.  Queremos tener cuerpos de modelo y no nos fijamos en la edad ni los efectos del photoshop por ejemplo. Queremos un Ferrari rojo y ni siquiera trabajamos o compramos la lotería.  Pienso que hay que dar un pasito hacia atrás para analizar objetivamente nuestros deseos, sueños, aspiraciones y metas. ¿Son viables, son factibles, se parecen a mi o a la vida que quiero tener? ¿Qué puedo hacer realmente para lograrlo?
Las transiciones personales, profesionales, colectivas, de país, a veces son opcionales y otras veces no lo son.  A veces las evitamos, a veces las aceptamos, a veces las rechazamos, a veces las iniciamos.  Lo importante es saber que hay lecciones que debemos aprender (de los cambios) por nosotros mismos que nadie nos puede enseñar, que debemos vivir nuestros procesos para alcanzar nuestro máximo potencial. Las soluciones mágicas no existen a menos que usted viva en el mismo vecindario que Harry Potter.  Las listas de propósitos son un buen comienzo, pero se quedarán en listas si no nos movemos y aprendemos las lecciones que nos enseñan año tras año. Incluso dejarlas inconclusas o abandonarlas nos enseña una lección sobre el realismo o idealismo de las mismas.

¿Flores para comenzar el año?

Walnut para fluir con los cambios sin ser hipersensibles al medio que nos rodea.

Chestnut Bud para aprender de los errores y fijar nuestra atención en las transiciones.

Honeysuckle para entender que el pasado ya pasó y que estamos para vivir en el presente, sin nostalgias.

 ¿Qué estoy haciendo en este momento? Aquí revisando mis listas  ¿otra vez con lo mismo Marielena? ¡Mijita! Ponte las pilas que la vida es finta.

Imagen tomada de The Guardian y de Facebook, a través de internet.

29 de diciembre de 2012

La piedra



Saque usted sus propias conclusiones, sin apoyarse en Julio Iglesias que se tropezó con la misma piedra y con el mismo pie.

Imágenes tomadas de facebok e internet para usted.

26 de diciembre de 2012

Lecciones de Santa para hoy y siempre




Siempre me pregunté cómo hacía Santa, Papa Noël, San Nicolás, Papa Navidad y El Niño Jesús para leer, procesar y entregar los obsequios navideños sin afectarse o perder sus encantos.  Mi conclusión luego de varias décadas de existencia es que ese personaje, en cualquiera de sus presentaciones, es un experto en el proceso de comunicación individual, personal,  grupal y corporativa.

Así que utilizando toda la sabiduría que se desprende del héroe en cuestión se me ocurre que hay varias lecciones que se pueden aplicar en nuestra vida cotidiana sin importar que sea o no navidad.  Aquí van algunos aspectos que hacen que Santa sea un campeón entendiéndonos y hablándonos en estas fechas:

  • Hay que ser claritos en nuestras “cartas” (y en lo que decimos).  Si queremos obtener resultados de nuestras peticiones a nuestras parejas, hijos, familiares, compañeros de trabajo, proveedores  de servicio, podemos intentar  ser más concretos, específicos  y manejar realísticamente el tiempo para hacer esas solicitudes.  Santa no puede leer ni pensamientos ni mentes, los que nos rodean tampoco. 

  • La generosidad de corazón es importante cuando damos.  Si decidimos dar (afecto, cosas materiales, consejos, amor) hagámoslo genuinamente, no por compromiso.  Cuando disfrutamos del obsequiar (no importa qué) activamos la abundancia, la prosperidad y la alegría a nuestro alrededor.

  • Reconocer la grandeza en otros.  Santa no conoce a todos los que le escriben, a veces no le da tiempo leer todas las notas y peticiones que le hacen, sin embargo su actitud le ayuda.  Cree a pesar de las apariencias, le da una oportunidad a quienes lo llaman. Esto hace que tenga relaciones sanas y saludables con toda su fanaticada.

  • Sazonemos la vida con una dosis de jo-jo-jo. La risa y las sonrisas disparan endorfinas y serotoninas en nuestros cuerpos que nos ayudan a estar saludables. Además cuando vivimos con buen humor nos comunicamos mejor con quienes nos rodean.

  • Realidad y autenticidad como clave de una vida más tranquila.  A veces intentamos mucho ser o pretender ser alguien diferente a quienes verdaderamente somos. Cuando nos cansamos de la “farsa” volvemos a nuestro estado natural.  Los que nos rodean nunca saben en realidad quiénes somos.  Relájese, tome las cosas con calma.  No es un tema de evadir o confrontar, es de vivir con nuestros recursos internos y en paz con nosotros mismos. Piense, ¿si usted no se aguanta a si mismo cómo lo van a soportar los demás? Fíjese tantos años que ha estado Santa entre nosotros a pesar de la gente que lo critica por el peso, por el color del traje, las canas, el largo del cabello.

Santa sabe hacer las cosas bien;  ha vivido con la Doña Noel, los duendes, los venaditos, con Rodolfo el de la nariz roja y los otros renos por mucho tiempo, atiende peticiones por montón en todas las regiones del mundo, en diferentes idiomas  y con diferentes horarios…. sigue contento, glamoroso y logra sus objetivos de vida

¿Flores para aplicar estas lecciones  en nuestra vida?

Gentian si nos frustramos, nos desilusionamos ante el logro de nuestros objetivos.  Nos ayudará a sobreponernos a la anticipación de obstáculos.

Beech si nos cuesta entender los puntos de vista de otros.  Nos ayudará a limar nuestros mensajes para pasarlos más efectivamente.

Larch  si sentimos que no tenemos la capacidad ni habilidad para hacer cambios, nos dará una inyección de auto-estima.

A lo mejor si comenzamos a aplicar estas lecciones justo ahora en esta época terminamos disfrutando las celebraciones decembrinas como nunca en nuestras vidas.  Nunca es tarde cuando la dicha es buena. ¡Felices Fiestas!

21 de diciembre de 2012

Pasó el mes y llegó el día


Bueno,  pasó el mes y llegó el esperado día.  Hoy sabré si mañana tendré mi cumpleaños. Quiero compartir con ustedes el programa para este día cortesía Facebook, no se quien es el autor.  Me pareció genial y apropiado para la fecha.  Todos los méritos son para la persona quien está organizando el evento...

Programación del Fin del Mundo para hoy 21 de Diciembre de 2012:

06:30 - Apertura del Fin
07:00 - Lluvia de meteoritos
08:30 - Llegada del primer Tsunami
10:00 - Bienvenida de los ovnis
10:30 - Flashmob baile de ovnis al estilo de Gangnam
11:36 - Comienzo de la Destrucción (subtitulada en varios idiomas.)
12:00 - Eclipse y la alineación de todos los planetas del sistema solar



12:00-14:00 - ALMUERZO

14:15 - Inversión de polos magnéticos de la Tierra
15:00 - Super calentamiento Global
16:30 - Inicio de la aniquilación de los terrícolas
17:00 - Ricardo Arjona, concierto completo y unplugged
18:00 - Revelación de los alienígenas residentes en la tierra

 
19:00 – CENA LIVIANA

20:00 - Reapertura del túnel entre el Taj Mahal y Machu Picchu

21:00 – Pizza Napoli
 
INICIO DEL OSCURECIMIENTO.

22:00 - Revelación del amigo secreto, intercambio de regalos
23:00 - Brindis
23:30 - Fin del Mundo

Mientras tanto si está muy estresado siempre Rescue Remedy es una buena opción, cuatro goticas y voilá!!!!! 

17 de diciembre de 2012

Efecto Espejo



Hay toda una gama de literatura sobre el domar equinos.  De hecho hay una película basada en un libro que lleva como nombre El Encantador de Caballos (Horse Whisperer). Encantar caballos es una técnica que busca establecer rapport con esos animales a través de la comunicación y la observación,  sin utilizar la fuerza abusiva.  Se toma como base la psicología equina.  Este enfoque busca mejorar la relación entre el binomio hombre-animal, reduciendo el estrés en ambas partes sin comprometer el desempeño del caballo. Independientemente de la controversia que pudiese existir al respecto,  luego de ojear sobre ella recordé una lección que me gustaría compartir con mis lectores.           

Así como los caballos tienen patrones de comportamiento, nosotros los humanos también los tenemos y ellos salen a relucir en diferentes partes/momentos de nuestras vidas.  La manera como hacemos algunas (¿todas?) cosas es la manera como abordamos la generalidad de nuestra existencia.

Me explico. Para “encantar” a un caballo hay que invitarlo a unirse en un espacio circular tipo establo donde el bichito, dando vueltas alrededor del ambiente,  va a seguir  tanto al humano como a los comandos a ejecutar.  Cada persona amansadora o encantadora envía señales verbales/gestuales  y el animal responderá a esa energía para que terminen jugando Siga al Líder.   Por una razón inexplicable, el potro puede leer la personalidad del humano dentro del círculo. Lo interesante del asunto es que el caballo seguirá las instrucciones si la persona se muestra confiable, segura en sí misma y en control de la situación.  Si el individuo se queda parado como la estatua de la libertad neoyorkina en el medio, sin ese tipo de dominio, pueden pasar dos cosas: una, el caballo puede atemorizarse;  otra, puede actuar agresivamente hacía el encantador.  

En el ensayo que leí había tres interesantes casos.  Una señora que se autodefinía como “asertiva” (¿agresiva?) e imponente, entró al lugar destinado y el caballo se paralizó del miedo.  Otra señora quien se definió como extremadamente servicial, muy insegura y temerosa,  entró y el caballo ni la tomó en cuenta.  La tercera dama…. una ciudadana normal, con confianza en sí misma, formaba parte de un equipo de trabajo en su oficina, a veces supervisaba y otras era parte de los hacedores.  El caballo que le tocó se mostró interesado. Ni la atacó ni se escondió. Bajó su cabeza a manera reverencia, hizo un acercamiento de tipo cariñoso, rozó su cabeza sobre el hombro de la fémina. Comenzó así la relación, las instrucciones y el vueltero loco en la órbita del establo.  El caballo quedó realmente encantado con la doña.

¿Lección a compartir?  La vida es el círculo del encantamiento.  Esas señoras se comportan en la vida como lo hicieron con los caballos. Es su patrón, es como responden a las situaciones de manera natural y automática.  Los caballos lo pueden ver en nosotros y nosotros en otras personas pero…. no en nosotros mismos.

Preguntarnos cómo actuamos con otras personas, cómo les respondemos, cómo usamos nuestra energía, si nos unimos fácilmente al círculo, si nos paralizamos, si nos relacionamos a través del drama, del conflicto o de la arbitrariedad, si somos indiferentes o distantes…. puede ayudarnos a entender las razones por las cuales nos pasa lo que nos pasa. A veces no lo entendemos, nos cuesta ver nuestros patrones de conducta.  ¿Qué pasa con las otras personas en nuestras relaciones diarias? son como los caballos de las tres señoras mencionadas arriba, nos perciben y actúan acorde. 

¿Flores para los encantadores urbanos?

Water Violet si nos cuesta integrarnos a los demás y tener relaciones cálidas.  Nos ayudará a acercarnos  y ser menos ermitaños.

Centaury si nos relacionamos a través del ayudar a otros sin tomar en cuenta nuestras propias necesidades y deseos.  Nos ayudará a establecer límites y sentirnos cómodos con ellos.

Vine si lo nuestro es imponer.  Nos ayudará a ejercer un liderazgo positivo e incluyente.

¿Significa que los otros son buenos y nosotros somos los del problema? No necesariamente.  Pero si somos débiles estamos más propensos a que la gente abuse de nosotros.  Si somos arrogantes seremos más propensos a que nos saquen el cuerpo y nos eviten.  Si somos egocéntricos y solo queremos hablar sobre nosotros sin escuchar lo que otros quieren decir nos vamos a quedar más solos que Adán el día de la madre. ¡Entonces a limpiar el espejo!

Uhmmmm, ahora entiendo lo que le pasó a la bruja de Blanca Nieves y su pregunta "espejito, espejito, quién en la Tierra es la más xxxxx de todas?"