12 de febrero de 2013

¿Se siente sol@ este día de San Valentín?



Con cada proximidad al día de los enamorados mucha gente se aloca. Me da la impresión que los afectados pertenecen al mundo occidental o son personas que ven televisión por cable/satélite/web.  La “enajenación” afecta por igual a aquellos quienes celebran en pareja como a aquellos que llevan el estilo de vida de los monjes cartujos.  Corazones, chocolates, diamantes, anillos, brazaletes, restaurantes, hoteles, tarjetas, cruceros… todo listo para recordarnos que se puede contar con ellos para celebrar la fecha. En algunos países también se celebra el día de la amistad en paralelo con el de los enamorados, sin embargo yo pienso que es un premio de consolación para los que están solitos. Aunque no tengo base estadística para ello, en mi país hay más féminas que caballeros, lo que agrava la situación nacional del día de Cupido.

Cuando uno se siente más solo que la i latina puede afectarse emocionalmente más en fechas de celebraciones como navidad, vacaciones y sin duda… el 14 de febrero. La mente puede jugar trucos para que podamos experimentar “una visión de tubo” y solamente nos enfoquemos en lo negativo de la vida… en ese día específico.  Por eso es importante resistirse a caer en la tentación de la auto-flagelación con frases como ¿Qué hecho yo para estar tan solo este día? ¿Por qué no tengo a un Valentín  o Valentina conmigo en esta fecha? Merezco estar solo, no valgo nada, Quede para vestir santos, A esta edad y sin nadie al lado, Buscaré un peor es nada y pare de contar.  Aunque sea cuesta arriba, es significativo tratar de ver las cosas positivas que tenemos en otros cuadrantes de nuestra existencia como la familia, el trabajo, lo social, los intereses personales para evitar hundirnos en una inmensa desolación.  

Cuando estamos sumergidos en la tristeza de la soledad, sobre todo en estos días, tendemos a generalizar.  Nos decimos Todo el mundo tiene a alguien a su lado, menos yo”.  Piense, ¿todo el mundo? OK, varias personas que usted conoce o que ve a su alrededor están en pareja pero no conforman todo el mundo. El globo terráqueo no es una versión ampliada del arca de Noé.  Observe nuevamente, ¿Usted cree que todas esas parejas están o son felices? Aguce los sentidos. A veces hay muchas parejas que están juntas porque no tienen la valentía de salir de la frustración, tedio, agobio, dependencia, o del temor a estar solos o comenzar otra relación más satisfactoria. Por lo menos usted no tiene que aguantarse esa pesada cruz de roble.  Es preferible estar solo que mal acompañado decía mi mamá. Innegablemente que también hay parejas que están felices ¡bien por ellos!

Estar sola o solo puede ser una beneficiosa preparación para entrar en una saludable relación amorosa.  Si estamos bien, completos y satisfechos con nosotros mismos podremos dar amor sin esperar a cambio o condicionando afectos. La felicidad en pareja depende de las escogencias y selecciones que hacemos. Cuando estamos inseguros e incompletos (de nosotros mismos) buscamos en el otro lo que nos falta y allí comienzan los problemas.

¿Flores para la soledad?

Water Violet si usted es de corte ermitaño y es económico de expresión, le ayudará a establecer relaciones más cálidas.

Heather  si le encanta hablar de usted y de sus asuntos sin darse cuenta que excluye a los demás, le ayudará a desarrollar una mejor escucha para sentirse acompañado.

Impatiens si quiere respuestas ya, inmediatamente y va a millón por la vida, le ayudará a tomar las cosas con más calma y a entender el ritmo de los demás.

Si siente que no va a poder aguantar este día solo o el resto de sus días de la misma manera.... comience a ver qué está haciendo para atraer o desatraer a otros.  ¿Idealiza? ¿Critica? ¿Exige? ¿Impone? ¿Miente? ¿Teme?¿Evade? Échese una miradita objetivamente.  ¿Lo que aspira y espera que tenga su príncipe azul o su princesa fucsia son atributos que usted posee?  Recuerde, nadie puede hacer por usted lo que usted no puede hacer por sí mismo. ¡Ley de vida!!!  

Nota: Los monjes cartujos viven separados del mundo y  buscan a Dios en su soledad.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario